Honduras: Indignación por el asesinato de cuatro niños en Colón

Las autoridades capturan al supuesto asesino. La familia consternada espera que autoridades entregue los cuerpos tras las autopsias.

Familiares lloran afuera de la morgue en la ciudad de La Ceiba, Atlántida por el asesinato de cuatro menores, dos niñas y dos niños esta madrugada en el municipio de Limón en Colón, Honduras.
Familiares lloran afuera de la morgue en la ciudad de La Ceiba, Atlántida por el asesinato de cuatro menores, dos niñas y dos niños esta madrugada en el municipio de Limón en Colón, Honduras.

Limón, Colón.

Las autoridades hondureñas trasladaron desde el municipio de Limón en Colón hasta la morgue de La Ceiba los cadáveres de cuatro menores (dos niñas y dos niños) que fueron asesinados la madrugada de este domingo.

Con el rostro marcados por el dolor y la indignacion parientes de las víctimas llegaron a Medicina Forense, donde se les está haciendo la autopsia respectiva.

Daniel Ferrufino, jefe de Policía en el municipio de Tocoa, confirmó que detuvieron a Cándido Rodríguez Castillo (30) por la supuesta participación en el crimen de los cuatro menores de edad.

Rodríguez Castillo fue capturado en la colonia Nueva España, en Limón. Según información preliminar de la Policía, tenía manchas de sangre en la ropa y le encontraron un machete que, se presume, fue el arma que utilizó para asesinar a los niños.

La Policía Nacional señala que el detenido había vivido un tiempo con la familia. Las autoridades creen que Rodríguez Castillo violó a la niña de 13 años identificada como Loany Leonor Centeno Jiménez y después asesinó a machetazos a sus hermanos Jackeline Centeno Jiménez (10), Jessy Centeno Jiménez (7) y Jefry Esther Centeno Jiménez, de 18 meses de edad.

Según las autoridades, los menores se encontraban solos en la vivienda cuando fueron atacados. El supuesto asesino fue remitido a la Policía y Fiscalía de Trujillo, cabecera del departamento de Colón. La población de Limón está consternada por este hecho criminal que acabó con la vida de los cuatro niños.

Estas muertes se producen en el momento en que se registran varios crímenes de niños en Honduras, los cuales han escandalizado a la población.

Honduras afronta una ininterrumpida ola de violencia que lo llevó a ocupar el primer lugar en homicidios del mundo, 79 por cada 100,000 habitantes en 2013, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional, y 75.6, según la Policía.

La Prensa