Lanzan explosivos a celdas de la mara Salvatrucha

Supuestos miembros de mara 18, vestidos como militares, burlaron dispositivos de seguridad de la Penitenciaría Nacional

Dos ventanales de uno de los torreones de la Penitenciaría Nacional resultaron con perforaciones de bala.
Dos ventanales de uno de los torreones de la Penitenciaría Nacional resultaron con perforaciones de bala.

Tegucigalpa. Cinco supuestos miembros de la mara 18, vestidos con uniformes militares, llegaron hasta el muro perimetral de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto (PNMAS) desde donde dispararon contra sus rivales de la mara Salvatrucha y les lanzaron un artefacto explosivo.

En el atentado criminal, un presidiario resultó con heridas leves al ser alcanzado por esquirlas de una granada, según informaron las autoridades.

El recluso Marvin Anaín Girón Amador fue atendido en el hospital del centro penitenciario y en horas del mediodía llevado a la Dirección de Medicina Forense a evaluación.

El incidente ocasionó la movilización de pelotones de soldados y de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) , así como de la unidad Tigres y uniformados de la Policía Nacional, ya que, inicialmente, se manejó que había reclusos muertos.

Asimismo, se movilizaron las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) y representantes de organismos defensores de derechos humanos. Ya en horas de la madrugada, la seguridad penitenciaria logró frustrar la fuga de un reo al detenerlo cuando trataba de saltar el muro perimetral.

Explosión y tiroteo

Fuentes extraoficiales aseguraron que cinco integrantes de la mara 18 que, supuestamente, viven en las comunidades aledañas a la PNMAS llegaron alrededor de las 7:00 am por el oriente del reclusorio.

Uniformados como militares y con armas de grueso calibre abrieron fuego contra los soldados que montaban guardia en los torreones y contra sus rivales de la MS-13, produciéndose un intercambio de disparos que duró unos 15 minutos.

En medio del tiroteo se escuchó la explosión, supuestamente, de una granada de fragmentación, lo que generó un ambiente de zozobra entre la población penitenciaria.

A pesar de la presencia de militares y policías en la zona, los autores materiales de la balacera lograron huir.

El director del INP, Santos Simeón Flores Reyes, confirmó la versión de que sí hubo disparos desde la parte externa, porque “parece que hay como una especie de ataque de la MS, no sé de dónde es”.

Sobre la detonación dijo que “parece que es una explosión casera”, porque si hubiera sido una granada, las esquirlas hubieran matado al privado de libertad. El funcionario dijo que está preocupado porque tienen apoyo de militares y policías, pero “queremos que vuelva la serenidad y la paz, porque lo que están pidiendo más de tres mil presos aquí es que la mara 18 sea depositada en otro lugar”.

Flores Reyes aseguró que las heridas que presenta Girón Amador son leves, apenas pequeños fragmentos en los pies, por lo que no fue necesario trasladarlo a un hospital.

Al preguntarle si quienes dispararon son mareros de la 18, el funcionario respondió que “actualmente se supone que son personas particulares que dispararon de afuera hacia los puestos de vigilancia, porque los impactos están en los torreones en contra de los soldados de las Fuerzas Armadas”.

Aseguró que los soldados no les han dicho nada sobre cómo andaban los atacantes, “dicen que andaban uniformados; para poder venir aquí hay que venir uniformado, por consiguiente cada uno identifica su gente”.

Reveló que a raíz de lo sucedido, la seguridad se va a ampliar, porque el Estado está tomando medidas.

Señaló que el problema ha venido a raíz del bloqueo telefónico, lo que tiene inconformes a los reclusos y a personas particulares.

“Una simple medida como esta ha causado un impacto que era bueno que se hubiera tomado hace 30 años, pero tocó en este momento”, expresó.

La Prensa