Someterán a juicio oral y público a dos exjuezas hondureñas

Las acusan de otorgar privilegios a un presunto narcotraficante y un pandillero.

María Elena Fonseca Cruz es acusada por la Fiscalía contra la Corrupción por suponerla responsable de abuso de autoridad y prevaricato.
María Elena Fonseca Cruz es acusada por la Fiscalía contra la Corrupción por suponerla responsable de abuso de autoridad y prevaricato. /

Tegucigalpa, Honduras

Un juez con Jurisdicción Nacional envió a juicio oral y público a dos exjuezas y un exsecretario de tribunales, acusados de abuso de autoridad, prevaricato y cohecho.

Uno de los expedientes remitidos al Tribunal de Sentencia vincula a la exjueza de ejecución de Trujillo María Elena Fonseca Cruz por la supuesta comisión de los delitos de abuso de autoridad y prevaricato.

Se le acusa de ordenar ilícitamente la excarcelación del recluso Alex Adán Montes Bobadilla, acusado por delitos ligados a la criminalidad organizada.

En cumplimiento a una orden de captura solicitada por el Ministerio Público, Fonseca fue detenida en La Ceiba, Atlántida.

Según el expediente, los abogados privados del acusado presentaron varias constancias médicas aduciendo que el supuesto narco se encontraba grave de salud, pero Medicina Forense constató que no padecía de una enfermedad terminal, por lo que no podía dejársele en libertad.

Sin embargo, la jueza no valoró el dictamen forense y ordenó la liberación del presunto narcotraficante. María Elena Fonseca fue separada de su cargo por el Consejo de la Judicatura, luego de presentarse a una audiencia de descargo.

Caso de Wendy Caballero

Por otro lado, se remitió a juicio oral a Wendy Vanessa Caballero Reyes, exjueza del Juzgado con Jurisdicción Nacional, con sede en San Pedro Sula.

Ella está acusada por el Ministerio Público por abuso de autoridad, prevaricato y cohecho por haber otorgado medidas sustitutivas de prisión al ciudadano Alexander Montes Aguilar, presuntamente vinculado al crimen organizado.

La entonces jueza habría recibido unos 45 mil dólares y fue detenida el 21 de diciembre de 2013 cuando retornaba de unas vacaciones en Estados Unidos al aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula.

El mismo día fue capturado Alexander Montes Aguilar y su abogada por parte de elementos de la Policía Militar.

Asimismo, se envió a juicio oral y público a Wilmer Geovany Caballero Reyes, hermano de la exjueza Caballero, quien también se desempeñaba en el Juzgado con Jurisdicción Nacional de San Pedro Sula, acusado por cohecho.

Todos enfrentan el auto de formal procesamiento y se encuentran presos.

Caballero fue capturado en abril en La Ceiba; aún se encuentran prófugos de la justicia Marcial Gutiérrez, escribiente asignado a la jueza, y el abogado Lucio Ferrera, señalado por los fiscales como la persona que negoció la cantidad de dinero que recibiría la profesional del Derecho.

Los exfuncionarios fueron separados definitivamente del Poder Judicial por el Consejo de la Judicatura.

Relacionado con el caso, el Juzgado envió a juicio oral a Alexander Montes Aguilar por el delito de soborno doméstico.

El Tribunal de Sentencia fijará la fecha de inicio del juicio para decidir si son culpables o inocentes de los delitos que les imputan.

La Prensa