Más noticias

Honduras: Dictan auto de prisión al alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina

Arnaldo Urbina Soto fue enviado al Centro Penal de San Pedro Sula por suponerle responsable del delito de lavado de activos y posesión ilegal de armas.

San Pedro Sula, Honduras.

El Juzgado de Letras Penal con jurisdicción nacional dictó ayer auto de formal procesamiento al alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina Soto, y sus hermanos Miguel Ángel y Mario Roberto Urbina Soto.

Elvis Guzmán, vocero del Ministerio Público, dijo que los tres hermanos fueron remitidos al presidio sampedrano por los delitos de lavado de activos en perjuicio de la economía del Estado de Honduras, posesión ilegal de armas comerciales y prohibidas.

“El Ministerio Público había ampliado la acusación por tráfico de drogas y almacenamiento ilegal de armas, por lo que el tribunal decidió declarar sin lugar dicha petición”, explicó el vocero.

Los hermanos Urbina presentaron documentos de los bienes, pero el juez determinó que no eran suficientes pruebas para desvanecer las acusaciones.

A los esposos Héctor Orlando Burgos Puentes y Fátima Xiomara Ramírez Puentes, así como Josué Jamil Burgos, César Antonio Díaz Rodas y el mexicano Santiago Meraz, se les dictó sobreseimiento definitivo y provisional.

Julio César Pérez García, apoderado legal de Héctor Burgos y Fátima Ramírez, dijo que sus clientes sufrieron allanamientos el domingo 27 de julio y fueron detenidos por suponerlos responsables del delito de portación ilegal de armas comerciales.

“En la audiencia de la noche del pasado sábado se logró establecer que mis clientes no tenían ninguna responsabilidad en la causa, por lo que el juzgado valoró las pruebas y les dictó sobreseimiento definitivo y sobreseimiento provisional”, expresó Pérez.

Ambiente en Naco

Fuera de la base militar de Naco, donde quedó recluido Urbina Soto desde el martes pasado, estaban familiares y algunos amigos esperando saber la decisión del juez tras la audiencia inicial.

A los parientes y amistades se les permitió entrar ayer en la base militar, por grupos y en diferentes horas, a visitar al alcalde de Yoro.

Todos los que salían de verlo y hablar con él se mostraron seguros de que el fallo sería favorable y que Urbina podría salir en libertad. Algunos de sus familiares afirmaron que vieron a Urbina Soto tranquilo y que les había expresado que tenía fe en que todo saldría bien.

A las 6:20 pm se dio a conocer la decisión del juez.
Los parientes y amigos de Urbina se reunieron junto a sus vehículos y subieron el volumen del radio para escuchar la resolución.

Cuando escucharon que el juez decidió dictar auto de prisión al alcalde de Yoro se mostraron decepcionados.
El juez también decidió dar auto de prisión a Miguel Ángel y Mario Roberto Urbina Soto, los hermanos del alcalde de Yoro, quienes también deberán estar recluidos en la cárcel de San Pedro Sula.

Ahora, la defensa puede apelar contra el fallo del juez de jurisdicción nacional ante la Corte de Apelaciones para que esta modifique o confirme el dictamen.

En caso de que no se presente ninguna apelación, la audiencia preliminar sería dentro de 60 días.
Los fiscales pedían ampliar la acusación contra el alcalde de Yoro, incluyendo el tráfico de drogas y almacenamiento de armas, pero esto fue desestimado por el juez. A los pocos minutos de darse a conocer la resolución que deja en la prisión a Urbina, los familiares y amigos se marcharon de la base militar.

Durante el día ocurrió un hecho curioso: varios militares de la base de Naco salieron a las 4:50 pm y registraron completamente dos de los vehículos que estaban afuera. Había cuatro carros más, pero los soldados registraron solo esos dos.

Al terminar solo dijeron unas palabras a quienes andaban en los autos y volvieron a sus puestos de vigilancia.
Cuando se aseguraron los bienes del alcalde de Yoro y posteriormente lo capturaron, las autoridades hondureñas afirmaron en un comunicado que tras una investigación de dos años determinaron que él “dirige una banda de narcotraficantes integrada por más de 37 personas”.