Honduras: Dictan auto de prisión contra exjueza Wendy Caballero

El Juzgado aún conocía pruebas para resolver si enviaba a prisión a Wendy Caballero, quien renunció al cargo de jueza.

Un juez con jurisdicción nacional dictó auto de prisión contra la exjueza Wendy Caballero junto con el supuesto narcotraficante Alexander Montes y su abogada Fanny Aguilar.
Un juez con jurisdicción nacional dictó auto de prisión contra la exjueza Wendy Caballero junto con el supuesto narcotraficante Alexander Montes y su abogada Fanny Aguilar.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras más de 14 horas en audicencia judicial, un juez con jurisdicción nacional dictó al rededor de la 1 de la mañana de este viernes auto de prisión a la exjueza Wendy Vanessa Caballero Reyes, quien fue enjuiciada por los delitos de cohecho, abuso de autoridad y prevaricato.

En el juicio que se realizó en el Cuartel General del Ejército, ubicado en el suroeste de la capital, se tomó la misma medida contra el supuesto jefe de una pandilla y narcotraficante, Alexander Montes Aguilar y su apoderada legal, Fanny Aguilar.

Con fuertes medidas de seguridad, la exjueza Caballero Reyes y la abodaga Aguilar fueron trasladadas a la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (Pnfas), asimismo a Alexander Montes a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto de Támara, en donde estará con las medidadas de reo de alta peligrosidad.

Se informó que la audiencia judicial se extendió por largas horas debido a que la Fiscalía y la defensa tuvieron que escuchar varias llamadas telefónicas que sirvieron como pruebas.

Wendy Caballero había sido acusada de abuso de autoridad y cohecho, pero luego se le agregó el delito de prevaricato, esto significa corrupción en la impartición de justicia.

Por su parte, Alexander Montes Aguilar y a Fanny Aguilar se les amplió el delito de cohecho en la modalidad de soborno doméstico.

Trascendió que las llamadas telefónicas que fueron escuchadas como medio de pruebas del delito, tratan de la forma en cómo se pusieron de acuerdo para el pago del soborno doméstico (45 mil dólares) para la exjueza hondureña.

Audiencia

Los tres acusados fueron trasladados ayer fuertemente custodiados al Cuartel General del Ejército, para celebrar la audiencia inicial que comenzó a las 10:45 am.

Los fiscales anticorrupción aportaron las pruebas que recabaron para acreditar los delitos y la participación de los imputados en los mismos. Entre ellas, las de tipo pericial, consistentes en el cruce de llamadas telefónicas sostenidas entre los procesados que evidenciarían la comisión de los ilícitos imputados.

Asimismo, documentos de la Dirección Ejecutiva de Ingresos que acreditan que Caballero salió del país en posesión de 23 mil dólares y que no se acreditó un dictamen forense sobre el real estado de salud de Montes.

Con base en las evidencias aportadas, el MP pide al Juzgado que se dicte el auto de formal procesamiento, conocido antes como auto de prisión, y que se les mantenga la medida cautelar de prisión preventiva.

Por su lado, la defensa sostiene que sus tres representados deben ser liberados. La carga probatoria fue abundante; a la altura de las diez de la noche se manejó la posibilidad de que el Juzgado suspendería la audiencia para emitir hoy una resolución, que podrá ser el auto de formal procesamiento o un sobreseimiento.

Capturas y renuncias


Trascendió en Telenoticias que por este caso hay más implicados. Se libraron órdenes de captura contra Wilmer Caballero Pérez, secretario y hermano de la exjueza; contra el escribiente judicial Marcial Gutiérrez; y contra el abogado Lucio Ferrera, abogado, que habría negociado el pago, quienes son buscados por la Policía Militar.


Fuentes del Consejo de la Judicatura informaron que tras trascender públicamente la excarcelación de Montes, quien lo liberó, Wendy Caballero, decidió renunciar a su cargo de jueza con jurisdicción nacional.

La misma fue aceptada por el Consejo de la Judicatura horas antes de que el MP la acusara en los tribunales.

La Prensa