Extraditan a EUA al empresario hondureño Sixto Obed Argueta

Sixto Obed Argueta García es acusado en EUA por cargos de tráfico de drogas.

VER MÁS FOTOS

Tegucigalpa, Honduras

Las autoridades de Honduras entregaron hoy en extradición a Estados Unidos al empresario hondureño Sixto Obed Argueta, reclamado por la Justicia estadounidense por cargos de tráfico de drogas, informó una fuente judicial.

La entrega del supuesto narcotraficante se produjo en Tegucigalpa bajo una rigurosa operación de seguridad y sin acceso a la prensa, y fue confirmada a periodistas por un portavoz de la Policía hondureña.

Argueta fue detenido el 12 de julio pasado en la base aérea hondureña de Palmerola, unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, adonde el acusado llegó con la idea de entregarse a autoridades estadounidenses, según la Policía Nacional.

El empresario fue recibido en la base de Palmerola, donde EE.UU. mantiene presencia militar, porque entonces no existía una gestión sobre su extradición, por lo que la Policía fue alertada y de inmediato se procedió a su captura y luego se le envió a Tegucigalpa.

La Corte Federal del Distrito Sur de la Florida (Miami) supone a Argueta "responsable de los delitos de conspiración por la posesión con la intención de distribuir una mezcla y sustancia que contiene al menos 500 gramos o más de cocaína, así como de intento de posesión con la intención de distribuir dicha sustancia en violación al Código Penal de Estados Unidos", señala la resolución.

Según la prensa local, Argueta tenía cuentas pendientes con la Justicia de Estados Unidos, donde en noviembre de 2012 fue detenido por delitos ligados al tráfico de cocaína, consumo de marihuana y exceso de velocidad, pero supuestamente logró fugarse y regresar a Honduras.

Argueta estaba recluido en un batallón militar en el extremo suroeste de la capital hondureña y su extradición fue ratificada el pasado 8 de septiembre por la Corte Suprema de Justicia de Honduras.

Una reforma constitucional aprobada en el 2012 habilitó la extradición de hondureños a solicitud de otros países, y desde 2014 once nacionales han sido entregados a Estados Unidos bajo esa figura por narcotráfico.

Entre los hondureños extraditados a Estados Unidos figuran Miguel Arnulfo, Luis Alonso y José Inocente Valle Valle, y la esposa del último, Griselda Amaya.

Se suman Héctor Emilio Fernández, el expolicía hondureño Wilmer Carranza, Juving Alexander Suazo, José Amaya Argueta, Carlos Emilio Arita, Héctor Emilio Fernández y Juan Carlos Arbizú. EFE

La Prensa