Más noticias

Cabecillas de la MS-13 que lavaban dinero de extorsión están prófugos

El Juzgado emitió órdenes de captura en contra de varias mujeres de los acusados.

Una gran parte de los bienes de la mara fueron asegurados.
Una gran parte de los bienes de la mara fueron asegurados.

San Pedro Sula, Honduras.

Después de trece días de haber comenzado la Operación Avalancha, la mayoría de los principales cabecillas de la mara Salvatrucha que lavaban el dinero de las extorsiones siguen prófugos.

El objetivo de la operación realizada por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y la Fiscalía Contra el Crimen Organizado es la desarticulación del poder económico que tiene la MS-13 en complicidad con miembros que constituyeron empresas en diferentes sectores para invertir el dinero que amasan producto de las extorsiones que cobran a miles de ciudadanos dueños de pequeñas y grandes empresas.

Entres los cabecillas contra quienes existe orden de captura figura David Elías Cambell Licona, quien desde el 23 de febrero, que fueron allanadas las residencias, fue ubicado en la colonia Las Mesetas de San Pedro Sula, pero logró huir. Según las investigaciones, Cambell Licona es el propietario de varios bienes inmuebles de la MS-13, así como de empresas, entre estas Transportes Delca, la cual tiene dos planteles en los que durante el aseguramiento e inventario de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) se encontraron “caletas” en los contenedores. Los agentes que participan en la operación aseguran que servían para transportar droga y dinero.

Otro de los acusados y con orden de captura es el dueño de la clínica Ochoa, Miguel Ángel Ochoa Centeno, acusado por el delito de lavado de activos y asociación ilícita. En la casa de la familia Ochoa fueron decomisados más de diez millones de lempiras y otro millón en la clínica. Por ese caso guardan prisión su exesposa, una de sus hijas y una trabajadora a la que le encontraron 700,000 lempiras escondidos en su ropa interior el día del decomiso. En la lista de los cabecillas de la MS-13 están otros nombres que oficialmente no han sido proporcionados por las autoridades.

Los cabecillas Alexander Mendoza, alias Porkys, y Jairo Anwar Orellana Recinos, Sony, están capturados, pero el juzgado emitió órdenes de captura en contra de varias de sus mujeres, a quienes las autoridades del MP les aseguraron sus viviendas en San Pedro Sula, Villanueva, Choloma, Pimienta y San Manuel. Entre las féminas están señaladas Nátaly Carolina González Gutiérrez, esposa del Porkys; Daysi Verónica Portillo Cruz, Joselin Estéfany López Moreno, Vilma Jeaneth Esquivel González y otras que tienen propiedades a sus nombres. La Operación Avalancha continuará esta semana con el aseguramiento de otros bienes vinculados a la mara.