Miembros del cartel de “Los Valle” extraditados podrían recibir condena de 10 años de prisión

José Raúl Amaya y Carlos Emilio Arita Lara serán presentados en la Corte Federal del Este de Virginia, EUA, en donde enfrentan cargos por tráfico de drogas y lavado de activos.

Una vez dentro de la aeronave José Raúl Amaya y Carlos Emilio Arita fueron sentados en la misma fila de asientos.
Una vez dentro de la aeronave José Raúl Amaya y Carlos Emilio Arita fueron sentados en la misma fila de asientos.

Tegucigalpa, Honduras.

Una condena desde diez años hasta cárcel de por vida podrían enfrentar José Raúl Amaya y Carlos Emilio Arita alias Toro, miembros del cartel de Los Valle y enviados en calidad de extraditados ayer a Estados Unidos.

En el caso en que los dos extraditados decidan colaborar con las autoridades estadounidenses podrían recibir una condena de 10 años de prisión, como pasó con José Inocente Valle y de su esposa Griselda Amaya, hermana de José Amaya.

En el caso en que ellos se nieguen a cooperar y se declaren inocentes, podrían recibir una condena de cárcel de por vida, según analizan abogados.

ac-extraditados2-040216(1024x768)
En camionetas blindadas trasladaron a los miembros del cartel de los Valle.

Desorden

Inicialmente se dijo que se extraditaría únicamente a Emilio Arita, lo cual fue notificado a las autoridades del centro de atención del Primer Batallón de Infantería la noche del martes.

A las 8:50 am ingresó una caravana de vehículos que transportaban a Félix Villanueva director de la Policía Nacional; Héctor Iván Mejía, jefe de Operaciones; dos agentes antidrogas de la policía de Honduras, los dos agentes de la DEA, el director de la cárcel de Támara, teniente coronel César Nájera, 40 elementos de la Policía Nacional y miembros de la Policía Militar a bordo de patrullas, más 15 motorizadas en las que iban dos agentes o soldados en cada una. Los agentes de la DEA viajaban en las dos camionetas negras blindadas en las cuales a las 9:32 am se movilizó a los dos narcotraficantes hacia la Fuerza Aérea.

Diez minutos después la caravana de patrullas, camionetas y motorizadas ingresó a la instalación militar en donde esperaron hasta las 11:50 del mediodía en que fueron notificados del aterrizaje del jet con matrícula N7734T, de color blanco con franjas azul y gris en el que se llevaría a los detenidos.

ac-extraditados5-040216(1024x768)
Agentes del FBI, DEA y de la Policía guiaron a los dos narcotraficantes hasta el jet.

Debido a que no conocían el lugar donde se haría el abordaje de los extraditables, permanecieron en la pista durante varios minutos, por lo que un vehículo pick up, de la Fuerza Aérea colocó en la compuerta de la paila un rótulo con la leyenda en inglés “Follow me” (sígueme), para que los pilotos los siguieran hasta el hangar.

Nueve minutos después agentes del FBI ingresaron a la oficina donde permanecían los acusados junto con las autoridades hondureñas y de EUA. A las 12:00 del mediodía agentes Cobras y Tigres de la Policía Nacional, así como de la DEA y el FBI dirigieron a los extraditados al jet, el cual despegó de la pista del aeropuerto Toncontín a las 12:51 pm.

La Prensa