Más noticias

Acribillan a dos hermanos y a su amigo en San Pedro Sula

La Policía dice que el triple crimen tiene como posible causa un pleito de territorio entre maras.

Según las primeras investigaciones de la Policía, el violento hecho fue cometido por dos pandilleros.
Según las primeras investigaciones de la Policía, el violento hecho fue cometido por dos pandilleros.

San Pedro Sula, Honduras

La colonia Ciudad Nueva fue escenario del crimen de tres jóvenes que fueron acribillados a balazos por cuatro individuos cuando estaban sentados platicando en una acera.

Dos de los victimados fueron identificados como los hermanos Manuel de Jesús (18) y José Omar Ávila Miranda (19). La otra víctima respondía al nombre de Allan Augustín Villanueva Matamoros (18), quien era amigo de los dos hermanos.

El crimen de los tres jóvenes, según lo informado por la Policía, se suscitó el jueves a eso de las 8:30 pm en la calle principal de la referida colonia.

En la relación de hechos dada a conocer por las autoridades policiales se establece que a esa hora los dos hermanos y su amigo estaban sentados platicando en la acera de una casa situada frente a la pulpería Brenda.

La Policía indicó que, según lo relatado por testigos, de repente pasó frente a ellos un vehículo tipo turismo color azul del cual se bajaron cuatro tipos con fusiles AK-47 les dispararon en varias ocasiones.

Según lo informado, en el lugar murió Manuel de Jesús Ávila Miranda y los otros dos jóvenes fueron llevados heridos a diferentes centros asistenciales.

En el informe policial se establece que a eso de las 2:45 am de ayer murió en el hospital Mario Catarino Rivas José Omar Ávila Miranda. Casi a esa misma hora se reportó el fallecimiento del joven Allan Agustín Villanueva en un hospital privado situado en el barrio Medina.

El vocero de la Policía, Jorge Alberto Rodríguez Montoya, manifestó que el crimen tiene como supuesto motivo un pleito de territorio entre maras.

Rodríguez dijo que después de los hechos se hizo una serie de investigaciones preliminares y precisas “y se ha llegado a la conclusión que fueron cuatro individuos que llegaron al lugar quienes sin mediar palabra dispararon en contra de la humanidad de los tres jóvenes”.

“Hasta este momento se maneja la hipótesis de que el crimen tiene como posible motivo pleito de territorio entre maras o pandillas”, manifestó el vocero policial.

María Esperanza Miranda, quien es la mamá de los hermanos victimados, dijo que no pide nada “porque para que voy a pedir si en este país todo queda en nada”.

Miranda manifestó que sus hijos se dedicaban a trabajar y “ayer (el jueves) de casualidad llegaron temprano de sus labores a su casa, pero no eran mareros”. Precisó que Manuel de Jesús era motorista y José Omar era mecánico de carros en la rama eléctrica.

Expresó que a sus hijos lo mataron por equivocación.

Los familiares de Allan Augustín Villanueva manifestaron que trabajaba con su papá manejando unas volquetas y dijeron que no era pandillero.

Indicaron que el joven Allan se iba a graduar este año de mecánico industrial.