Más noticias

Pasajero se toma la ley por su mano y mata a tiros a asaltante en un bus

Según testigos, un hombre de la tercera edad disparó su arma contra tres ladrones que asaltaban a los pasajeros.

En el autobús con registro 631 que cubre la ruta Los Pinos-Mercado ocurrió el hecho criminal.
En el autobús con registro 631 que cubre la ruta Los Pinos-Mercado ocurrió el hecho criminal.

Tegucigalpa, Honduras

Un ancianito que se conducía en un bus rapidito ultimó a balazos a uno de tres sujetos que supuestamente cometían un asalto en la unidad de transporte la mañana de ayer en el barrio La Isla de la capital.

La versión que conoció la Policía por parte de testigos es que el autor material del crimen es un hombre de la tercera edad, quien se alejó de la escena del crimen en persecución de los otros dos individuos, pero no logró alcanzarlos.

El cuerpo inerte quedó en el pasillo del autobús con registro número 631 que cubre la ruta Los Pinos-Mercado.

El perito forense y el fiscal de turno del Ministerio Público acompañados por agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) y de la Policía Preventiva realizaron el reconocimiento del cadáver y las pesquisas preliminares.

El fallecido fue identificado como Giovany Sánchez González (33), de quien las autoridades no lograron conocer los demás datos generales, por lo que el caso sigue en proceso de investigación.

El tiroteo

Según relatos de testigos, eran alrededor de las 7:30 am cuando la unidad de transporte circulaba de Los Pinos a la terminal cerca de la Escuela Lempira, entre 5 y 6 avenidas de Comayagüela. En un retorno provisional a inmediaciones del puente Estocolmo, tres sujetos que viajaban en el automotor asaltaron a los pasajeros, obligándolos a entregar sus teléfonos celulares y otros artículos de valor.

Un hombre que, según testigos, tiene unos 70 años de edad, sacó una pistola y empezó a disparar contra los tres facinerosos, lo cual aterrorizó a los pasajeros.

La peor parte del tiroteo se la llevó Sánchez González, quien falleció al instante de varias heridas. En medio de la balacera, los otros dos facinerosos se bajaron del rapidito y empezaron a correr en dirección a los mercados de Comayagüela. el hombre los persiguió con el arma en la mano, pero no logró alcanzarlos.

El motorista estacionó la unidad de transporte en la orilla de la calle que conduce del Estadio Nacional al centro de la capital, donde a los pocos minutos se presentaron varios agentes de la Policía a proteger la escena del crimen. Agentes de la Sección de Homicidios de la DNIC iniciaron las investigaciones con el fin de identificar a los otros dos asaltantes que escaparon.