EUA dona 5 millones de dólares para sequía en Honduras y Guatemala

Los fondos serán manejados por el PMA.

La escasez de lluvia devastó al menos el 70% de los cultivos de maíz y el 45% del cultivo de frijoles, afectando de manera directa a 72,000 familias de 66 municipios.
La escasez de lluvia devastó al menos el 70% de los cultivos de maíz y el 45% del cultivo de frijoles, afectando de manera directa a 72,000 familias de 66 municipios.

Washington, Estados Unidos

Estados Unidos donó 5 millones de dólares a Guatemala y Honduras para dar asistencia alimentaria a hogares vulnerables que perdieron sus cultivos de subsistencia a causa de una sequía el año pasado, informó este jueves una fuente oficial.

"Los recursos ayudarán a proporcionar asistencia alimentaria a 87.145 personas y ayudarán a la recuperación de los efectos prolongados de la sequía del año pasado en Honduras y Guatemala", indicó en un comunicado el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA).

Los fondos fueron donados a través del Programa de Alimentos para la Paz de la Oficina de Cooperación Internacional de Estados Unidos (USAID/FFP) y serán manejados por el PMA.

La nota detalla que el PMA proporcionará asistencia a unas 52.500 personas afectadas por la sequía en Guatemala con un monto estimado en 3 millones de dólares, mientras que en Honduras la ayuda llegará a unas 34.645 personas con los 2 millones restantes de este fondo.

En Guatemala apoyarán familias en los departamentos de Quiché y Jalapa, mientras que en Honduras en Intibucá, Lempira, Francisco Morazán y Copán.

De acuerdo con el boletín, la asistencia es necesaria debido a que esas personas "actualmente no cuentan con reservas de alimentos sino hasta agosto o septiembre de este año, cuando recojan sus cosechas".

El boletín precisó que esos dos países son los más vulnerables por la sequía, según lo determinó una evaluación en septiembre del PMA en las zonas afectadas de El Salvador, Guatemala y Honduras.

"Estas evaluaciones han demostrado que las familias hondureñas y guatemaltecas que viven en el corredor seco -región propensa a sequías que es compartida con El Salvador y Nicaragua- habían sido gravemente afectadas y, por lo tanto, era necesario continuar la asistencia humanitaria hasta la próxima cosecha en agosto/septiembre de 2015", puntualizó el organismo.

La Prensa