Detienen a piloto estadounidense con 11,800 dólares

Roberto Enrique Bougeois, originario de Puerto Rico, fue detenido en el aeropuerto Ramón Villeda Morales.

Autoridades policiales capturaron al estadounidense Roberto Enrique Bougeois.
Autoridades policiales capturaron al estadounidense Roberto Enrique Bougeois.

San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades policiales detuvieron ayer en el aeropuerto Ramón Villeda Morales al piloto norteamericano Roberto Enrique Bourgeois en posesión de 11,800 dólares.

La Policía indicó que a la 1:50 pm Bourgeois pretendía salir de esa terminal área con destino a México. El norteamericano, originario de Puerto Rico, se aprestaba a tomar el vuelo 675 de la línea aérea Aeroméxico.

Al momento de la inspección personal, las autoridades detectaron que el piloto llevaba 11,800 dólares en efectivo.

Los policías procedieron a la detención de Bourgeois para investigación porque no declaró que portaba esa cantidad de dinero.

Las autoridades policiales ayer estaban haciendo las coordinaciones con la Fiscalía contra el Crimen Organizado para ver si se presenta requerimiento contra el piloto por lavado de activos.

Tráfico de ilegales

Según una publicación del 2 de febrero de 2009 del DiarioLibre.com de República Dominicana, Bourgeois fue investigado por tráfico ilegal de personas a Puerto Rico.

Las pesquisas en el caso del piloto fueron preparadas conjuntamente con las autoridades estadounidenses y dominicanas, en coordinación con el Departamento contra el Tráfico Ilícito de Inmigrantes y Trata de Personas de la Procuraduría de ese país caribeño.

Bourgeois fue acusado de llevar a Puerto Rico tres mujeres y dos menores, a los cuales inicialmente trasladaría en un vuelo interno desde Samaná hasta Punta Cana.

El caso de Roberto Enrique Bourgeois forma parte de una investigación de La Procuraduría General de la República en la que también estaban implicados cubanos, otros puertorriqueños y dominicanos en el tráfico de ilegales a Borinquen, por lo cual cobraban altas sumas de dinero en dólares.

La Prensa