Entierran a minero que murió soterrado en Macuelizo

Dos horas lucharon los pobladores de Aldea Nueva para rescatar a José Santos Márquez; lo encontraron, pero ya sin vida.

El féretro de Jose Márquez fue trasladado al cementerio general de Sula, Santa Bárbara, adonde ayer fue sepultado.
El féretro de Jose Márquez fue trasladado al cementerio general de Sula, Santa Bárbara, adonde ayer fue sepultado.

Macuelizo, Santa Bárbara, Honduras.

Desde las 2:00 pm del recién pasado martes, un grupo de pobladores de Aldea Nueva, Macuelizo, Santa Bárbara, ingresaron al interior de una mina artesanal en busca de material para extraer oro.

Los jornaleros nunca imaginaron que un desprendimiento de tierra los atraparía en el túnel improvisado adonde por años se ganaban la vida.

Los gritos tras el alud que dejó encerrados a cuatro mineros inquietó a los aldeanos que en masa llegaron hasta la mina para rescatarlos. Eran 80 hombres que desesperados buscaban quitar la roca y tierra que bloqueaba el acceso. En minutos lograban rescatar a los tres primeros artesanos que fueron identificados como Eleaquín Tróchez, Jesús Vásquez y Wilson Rodríguez.

Pero bajo los escombros aún quedaba José Santos Márquez (38), quien por segunda ocasión llegó a la mina para encontrar oro y ganar dinero.

XO mineros2 161014(600x300)
Entre lágrimas sepultaron al minero Jose Márquez en el cementerio general de Sula, Santa Bárbara.

Pese a los esfuerzos del grupo de hombres y del Cuerpo de Bomberos de Quimistán que llegaron para auxiliarlo, no lograron rescatarlo con vida, a las 8:00 pm encontraban el cuerpo del hombre que murió producto de los golpes que recibió cuando la avalancha de tierra y roca lo sepultó.

Testimonio. “Ellos estaban excavando la tierra para encontrar oro, pero lamentablemente pasó este caso. No estábamos preparados. Se derrumbó un poco de tierra y le cayó a mi hermano y lo aplastó. Cuando los compañeros quisieron rescatarlo ya no pudieron porque ya estaba muerto. Solo dos veces había venido a trabajar, porque como están las cosas en el país, él necesitaba el dinero”, relató Juan Márquez, hermano del occiso.

Los bomberos de Quimistán recibieron la llamada de auxilio a las 7:40 pm y de inmediato una unidad acudió hasta el lugar adonde se originó la tragedia que se ubica a hora y media de Quimistán. “La gente llamó, pero cuando llegamos ya habían sido evacuados los heridos. El cuerpo sí lo rescatamos, pero se les entregó a los familiares”, explicó Adalberto Romero, jefe de los bomberos. Márquez fue sepultado ayer.

La Prensa