Más noticias

Video: Así asesinaron a un taxista en la capital de Honduras

Nelson Aníbal López luchó contra cuatro delincuentes antes de que estos le quitaran la vida en Tegucigalpa.

Tegucigalpa, Honduras.

Una cámara de seguridad captó los últimos instantes de vida del taxista Nelson Aníbal López (36), quien fue asesinado a sangre fría por delincuentes.

El hecho criminal ocurrió el pasado jueves a las 11:24 am en la colonia Jardines de la San José, muy cerca de la calle principal de la colonia El Pedregal de Comayagüela.

En el video, al que tuvo acceso LA PRENSA, se observa cómo un grupo de cuatro maleantes ataca y mata al taxista en solo un minuto y 44 segundos. López conducía el taxista 1827 con placas AAE-5318.

A las 11:23:58 am, las cámaras captan a dos de los implicados en el asesinato del taxista cuando caminan por la acera de la calle por la que segundos después pasaría la unidad de transporte conducida por la víctima.

Uno de ellos viste camisa gris por fuera y pantalón café, el otro lleva camisa mostaza y pantalón beige.

De pronto se separan y el de camisa mostaza cruza la calle y se ubica en la otra acera, pero caminan casi de manera paralela. Esta acción la realizan probablemente porque han detectado la presencia del taxi. Un par de segundos después, a las a las 11:24:04, el taxista hace un intento por estacionarse, muy probablemente porque los pasajeros se lo indican.

Acto seguido, el delincuente que viste camisa gris se acerca a la unidad y abre la puerta del copiloto, de inmediato una mujer de vestido rojo baja de la unidad para darle paso al hombre; pero dentro de la unidad aún queda otro individuo, que viste camisa blanca y pantalón negro, que logra bajar del taxi.

Al momento en que la mujer baja, el otro acompañante que se conducía por la calle se acerca al taxista por el lado del conductor e intenta abrir la puerta de atrás de ese mismo lado, pero no lo logra. El hombre decide cambiarse de lado e ingresa a la unidad por la puerta de atrás del lado del pasajero.

En ese momento, los dos maleantes que venían dentro del taxi y los dos que se conducían a pie lograr estar al mismo tiempo dentro del automotor y comienzan un forcejeo. Debido a eso, el taxista pierde el control del auto y comienza a retroceder lentamente un par de metros.

Forcejeo en vía pública

A las 11:24:46 am, el conductor del taxi, mientras continúa forcejeando dentro de la unidad de manera desigual con los cuatro atacantes, logra abrir la puerta y detiene la unidad. La escena indica un intento de la víctima de huir de los malhechores. A las 11:24:55 am, el sujeto que viste camisa gris y pantalón negro se baja con la pistola en la mano y se va por la parte de atrás del taxi. En ese momento observa que se acerca un camión azul que intenta avanzar, pero el malviviente de manera desafiante y envalentonada le hace señal de parada con la mano izquierda, mientras en la derecha porta el arma.

Debido a que el taxista había abierto la puerta tenía los pies afuera, por lo que el delincuente intentó cerrarla en varias oportunidades, pero no puede porque las piernas del taxista se lo impiden.

A las 11:25:06 am, el pasajero que acompañaba a López antes de encontrar a los dos delincuentes se baja del taxi, que según las averiguaciones también es miembro de una de las maras que opera en el lugar y que se dedica a cometer asesinatos, asaltos y otras fechorías.

A las 11:25:10 am, dos de los maleantes le pegan puntapiés al taxista, quien no se puede defender porque es atacado por las cuatro personas y porque se encuentra atrapado debido a que conducía con el cinturón de seguridad colocado en el cuerpo. Uno de los malvivientes llega incluso a golpearlo en varias ocasiones con la pistola en la cabeza.

Casi de inmediato, es decir, a las 11:25:15 am, la mujer, que también pertenece a la banda, vuelve a bajar del taxi y se queda agazapada.

En medio del forcejeo, el maleante que antes le hizo señal de parada al conductor del camión le vuelve a indicar descaradamente con pistola en mano que avance, pero debido a que el taxi está estacionado casi en medio de la calle, el pesado vehículo no puede pasar y el conductor decide retroceder.

Los tres delincuentes continúan el forcejeo pegándole en la cabeza al ruletero, con las armas que portaban, mientras la víctima continúa enredándose con el cinturón de seguridad.

En medio de la riña, el taxista logra despojar del arma a uno de sus atacantes, hecho del que se percata el sujeto que viste camisa gris y pantalón negro, por lo que a las 11:25:36 am empieza a disparar y logra herir al conductor, pero también a la mujer que intentaba huir cuando se da cuenta del inicio del tiroteo. El taxista, con pistola en mano, también comienza a disparar contra sus atacantes, por lo que los cuatro salen corriendo de la escena.

En el cruce de disparos, el taxista queda gravemente herido y cae al pavimento todavía atado con el cinturón de seguridad y queda boca arriba.

Cuando la hora que se observa en el video marca las 11:25:46 am, el delincuente que vestía camisa mostaza carga en sus brazos a la mujer que resulta herida, mientras el otro que viste camisa gris y pantalón negro se dirige a ver cómo había quedado el taxista, con la mayor frialdad se agacha, lo despoja de la pistola y, sin tener la mayor consideración por la vida, remata al ruletero de un certero disparo en la cabeza.

Finalmente los delincuentes huyen por uno de los callejones de la colonia.

El reloj de la cámara de seguridad marca las 11:25:55 am y el taxista yace muerto sobre el pavimento.