Hombre mata a machetazos a tres miembros de una familia en Roatán

Una de las víctimas es un niño, atacado brutalmente a machetazos por un hombre en presunto estado de ebriedad.

El machete fue encontrado junto al hombre, arma con la que habría cometido el crimen. Fotografía cortesía: Noticias Montecristo
El machete fue encontrado junto al hombre, arma con la que habría cometido el crimen. Fotografía cortesía: Noticias Montecristo

Roatán, Islas de la Bahía.

Tres miembros de una familia perdieron la vida de forma violenta este lunes en horas de la mañana en Roatán, Islas de la Bahía, después de ser atacados brutalmente a machetazos por un hombre cuya identidad se desconoce.

El informe preliminar describe que dos adultos (una mujer y un hombre) y un menor de edad se encontraban en su residencia de la colonia Monte Placentero de la ínsula de Roatán, cuando un hombre ingresó y profirió varios machetazos en sus cuerpos, sin que estos pudieran defenderse.

Puede leer: Hombre ató a mujer y su hijo para quemarlos, pero vecinos los salvaron

Perdieron la vida casi al instante, pese al auxilio de vecinos y cuerpos médicos que llegaron hasta el sector. Un hombre, cuya identidad es aún desconocida, fue trasladado a un centro asistencial, con heridas de gravedad.

Las víctimas, reportan medios locales, son dos adultos, conocidos ahora solo como don William y doña Nancy. El nombre del menor aún no ha sido revelado por las fuentes oficiales.

Los motivos del ataque mortal se desconocen. Como primeras teorías relacionadas al crimen se maneja la versión de que se trata de una riña familiar, y que el perpetrador del hecho se encontraba bajo los efectos del alcohol. Esos extremos han sido añadidos al expediente investigativo policial.

Además: Dentro de una iglesia tirotean a un hondureño; murió de dos balazos en la cabeza

Cuando llegaron los efectivos policiales a la escena, encontraron los cuerpos sin vida, y el machete con el que fueron asesinados. Horas más tarde, el hombre, Alison Sebert James Laurence fue arrestado por efectivos policiales.

La Prensa