“Era un hombre trabajador, amable, honrado y respetuoso que se supo ganar el corazón de muchos”

Parientes no tienen sospechas de quiénes y por qué lo mataron; mientras tanto, sus alumnos y amigos lamentaron su muerte en las redes sociales.

Ayer afuera de la morgue los familiares de Marco García lamentaban su muerte y piden justicia.
Ayer afuera de la morgue los familiares de Marco García lamentaban su muerte y piden justicia.

Choloma

Haciendo planes para volver a dirigir la banda de guerra del centro de educación básica José Cecilio del Valle estaba el instructor de música Marco Aurelio García Serrano (de 34 años), quien fue asesinado en Choloma.

“Era un hombre trabajador, amable, honrado y respetuoso que se supo ganar el corazón de muchos”, dijo una de sus hermanas que ayer esperaba afuera de la morgue forense que les entregaran su cadáver. Relató que hace unos días recibió una llamada para que preparara una celebración con la banda de guerra por el bicentenario de la Independencia del país, y estaba muy alegre, “su esperanza era volver a dirigir la banda”.

Marco Aurelio García Serrano fue asesinado a eso de las 7:40 pm del domingo en la colonia 19 de Septiembre cuando estaba afuera de la casa de su hermana a quien había ido a dejarle unos aguacates.

Luego de platicar, García Serrano se despidió de su hermana y se quedó un rato afuera de la casa sentado en unas gradas platicando con un grupo de jóvenes vecinos de la zona.

De repente, varios sujetos llegaron y le dispararon directamente en varias ocasiones a Marco Aurelio García.

García Serrano murió en el acto y los individuos que le dispararon se fueron de la zona.

Indagación
1__La Policía no tiene pistas de los homicidas. Hasta ayer las autoridades policiales no tenían pistas de los homicidas.
2__Marco García se dedicaba a dirigir bandas de guerra en Choloma y participaba en competencias nacionales y animaba a los jóvenes a involucrarse.

El ahora occiso trabajaba como instructor de bandas de guerra desde hace 17 años y se había quedado con el CEB José Cecilio del Valle, con el cual ganó el primer lugar a nivel nacional en competencias antes de la pandemia.

Al quedar sin actividades en la banda de guerra debido a la pandemia, Marco Aurelio García tuvo otros trabajos y recién salió de una fábrica de cartón.

Familiares ayer consternados dijeron que no sabían por qué lo habían matado, pues no les había mencionado sobre amenazas y tampoco que hubiese tenido algún problema.

El instructor de bandas era padre de cinco niños menores de edad.

Sus alumnos y amigos lamentaron su muerte en Facebook y en su honor subieron los videos de las presentaciones que hizo en los colegios que cerraron por la pandemia.

La Prensa