Capturan al sospechoso de matar a niña y su tío en Yorito, Yoro

El individuo irrumpió la vivienda donde permanecían José Ángel y Ana Victoria Ramírez.

Moisés David Ramírez permanecerá preso mientras avanza su proceso judicial.
Moisés David Ramírez permanecerá preso mientras avanza su proceso judicial.

San Pedro Sula, Cortés.

Anoche fue capturado Moisés David Ramírez (31), principal sospechoso del asesinato de un tío y su sobrina al interior de una vivienda, hecho ocurrido en el municipio de Yorito, departamento de Yoro.

Las víctimas respondían a los nombres de José Ángel Ramírez (22) y Ana Victoria Ramírez (9), quienes fueron atacados supuestamente por Moisés Ramírez debido a enemistades personales.

Juan Sabillón, portavoz de la Policía Nacional, informó que "se dio esta captura en menos de 48 horas después del suceso que conmocionó a los habitantes de Yorito el pasado domingo, este sujeto estará siendo presentado ante el Ministerio Público por suponerlo responsable del doble homicidio".

Puede leer: Ofrecen recompensa por encontrar a sospechosos en secuestro de Enoc

"Hay información preliminar por parte de los investigadores que Moisés David Ramírez es el responsable directo del doble crimen. Al parecer hubo una discusión entre el ahora arrestado y una de las víctimas, en este caso tenemos pruebas científicas y versiones testificales que lo vinculan", añadió el vocero policial en la zona norte.

El crimen de la pequeña y su tío ocurrió la noche del domingo en el barrio Las Acacias. José Gregorio Ramírez, abuelo y padre de las víctimas, relató que las 8:30 pm de ese día estaba en su vivienda con su hijo que apodaban Capullo, su nieta y otros parientes. De repente escuchó que un individuo estaba queriendo derribar la puerta de la casa y le gritaba a su hijo: “¡Capullo, abrime!”.

Además: Hasta 36 años en prisión enfrentarían presuntos asesinos de Giorgio Scanu

El joven José Ángel se levantó de donde estaba sentado y el tipo abrió la puerta y le disparó con una pistola. En ese momento venía la niña Ana Victoria y el homicida también le disparó en la cabeza en dos ocasiones.

Después el sujeto remató a José ángel que había quedado herido boca abajo en el bordo de su cama. José Gregorio dijo que le costó abrir la puerta de su dormitorio y cuando salió el hombre ya iba huyendo por la puerta de la cocina.


La Prensa