Lluvias dejan 3 víctimas que intentaban cruzar quebrada en Olancho

Un aspirante a alcalde regresaba de una reunión política junto con tres personas en medio de una tormenta.

Los aguaceros del jueves dejaron estragos en al menos 20 zonas del Distrito Central.
Los aguaceros del jueves dejaron estragos en al menos 20 zonas del Distrito Central.

TEGUCIGALPA.

Debido a que las lluvias continuarán en el país, Copeco mantiene la alerta amarilla en Francisco Morazán y Choluteca y la verde en Gracias a Dios, Lempira, Intibucá, Comayagua La Paz, El Paraíso, Olancho y Valle.

Cenaos informó que durante los próximos días continuará la convergencia de vientos y humedad sobre el territorio nacional. Según los expertos, los mayores acumulados de lluvias se registrarían en los departamentos del oriente, centro, sur y suroccidente.

Víctimas

Las fuertes lluvias aumentaron el caudal del río Guayape en La Unión, Olancho, en donde fallecieron tres personas la noche del jueves, entre ellas un precandidato por el movimiento liberal La Esperanza de Honduras. El maestro jubilado Bernardo Noé Menocal Lobo decidió continuar con su campaña para convertirse en alcalde de La Unión y para ello emprendió el viaje hacia la aldea Pálala, en ese término municipal.

El jueves, antes del mediodía, el hombre de 62 años salió de su casa acompañado de cuatro de tres de sus correligionarios para tener una reunión y acercamientos con líderes de la comunidad de Pálala.

Ayer fue el sepelio de Hilda Norey Vargas y Mirian Suyapa Meyer y para mañana se espera que pueda ser sepultado el profesor Bernardo Menocal.

El recorrido duró varias horas por ese sector rural de La Unión y había llegado el momento de regresar a sus casas. Le acompañaban Hilda Norey Vargas y Mirian Suyapa Meyer, además, Mario Ferrera Pineda.

Caía una fuerte tormenta, pero el catedrático salió de la aldea. Había recorrido unos cuantos kilómetros cuando la quebrada Pálala se interpuso. A pesar de que el nivel del agua había subido, Menocal confió en la capacidad de su Toyota Hilux y determinó que cruzarían la embravecida quebrada.

El carro fue arrastrado al estar en medio del cauce. Los cuerpos de las dos mujeres quedaron en el vehículo, mientras que el de Menocal fue hallado horas después en el caudal. Ferrera logró sobrevivir a la tragedia.

La Prensa