Citan a dueño de lotificadora para matarlo en Catacamas

Indagan si la muerte de José Manuel Linares fue por una deuda

El féretro con el cuerpo de José Linares cuando era retirado de Medicina Forense.
El féretro con el cuerpo de José Linares cuando era retirado de Medicina Forense.

Catacamas, Olancho.

Un hombre que dijo ser su cliente, interesado en unos de sus lotes de terreno, llamó para citar a un empresario de bienes raíces y maestro, sin imaginar este que acabarían con su vida.

José Manuel Linares González (de 45 años) era un empresario de Olancho y catedrático de un instituto de segunda enseñanza en la ciudad de Catacamas.

La tarde del lunes recibió la llamada telefónica para verse en el plantel de la Lotificadora y Residencial Prados del Sol, Etapa II, en la calle a San Pedro de Catacamas.

El docente accedió y asistió a la cita. A eso de las 5:45 pm llegó al complejo residencial y minutos después se presentó el supuesto cliente en un vehículo.

LEA: Caen dos supuestos integrantes de la Mara Salvatrucha en La Lima

Tras tener contacto con José Linares, un individuo le disparó hasta matarlo.

Según los relatos recabados por agentes de la Policía, el empresario de bienes raíces hacía aproximadamente un mes había tenido una fuerte discusión con una persona por el pago de una deuda relacionada con la venta de lotes de tierra.

Elementos policiales llegaron a la zona donde se produjo el homicidio al ser avisados por medio de una llamada a la línea del 911 sobre lo sucedido.


Heridas

El cuerpo del maestro Linares fue levantado por personal del Ministerio Público de Catacamas y agentes de investigación de la Policía luego de un trabajo del proceso de la escena de muerte.

El cadáver presentaba seis heridas de arma de fuego, tres en la cabeza, una en el tórax y dos en el brazo derecho.

De acuerdo con lo informado por las autoridades policiales, al hacerle el registro no le encontraron ninguna pertenencia personal a la víctima, por lo que se presume que fue robada por el o los victimarios.

Con las indagatorias se informó que se hará vaciado telefónico para poder conocer quiénes fueron las últimas personas con las que dialogó vía teléfono el ahora occiso y con quién se citó en el plantel de la lotificadora.

El cuerpo lo trasladaron hasta Medicina Forense en la capital para la práctica de la autopsia médico-legal y ayer fue transportado al barrio Cabañas de Catacamas, adonde residía.

La Prensa