Ofrecen recompensa de L200,000 por información para capturar a asesino de Dylan

La madre del pequeño asegura que dos hombres se llevaron a Dylan cuando jugaba en una calle de Milton Bight.

El cuerpo del pequeño fue hallado el jueves entre unos matorrales adonde lo asesinaron.
El cuerpo del pequeño fue hallado el jueves entre unos matorrales adonde lo asesinaron.

Roatán, Honduras

Una recompensa de 200,000 lempiras ofrecen a la persona que proporcione información fidedigna sobre los responsables del asesinato del niño Dylan Snaider Munguía Gonzales, ocurrido en el municipio José Santos Guardiola.

El repudiable hecho que tiene conmovidos a los habitantes de Islas de la Bahía ocurrió luego que el niño desapareciera el 17 de junio.

Dylan Munguía estaba jugando en una calle de la comunidad de Milton Bight en el municipio de José Santos Guardiola y cuando su madre comenzó a llamarlo ya no estaba.

Familiares y vecinos comenzaron la intensa búsqueda y fue hasta la mañana del 18 de junio que encontraron el cuerpo entre unos matorrales.

El pequeño estaba boca abajo y vestía camiseta negra con rojo y un pantalón corto blanco con cuadros rojo y azul.

Según el dictamen preliminar del forense, el menor tenía un trauma encefalocraneal y al parecer fue asesinado poco después de que desapareciera.

Los familiares del niño desconsolados sacaron el cuerpo de la morgue del hospital de Roatán, pero la Policía tuvo que ir a recuperarlo por orden de la Fiscalía, pues debían trasladarlo a La Ceiba para hacerle la autopsia.

En este proceso se determinará cómo fue asesinado.

Niño asesinado.47(800x600)
Nesy Munguía, madre del pequeño Dylan, suplicó que le ayuden: “Por favor, ayúdenme a hallar a los culpables de la muerte de mi niño”.

Recompensa

Autoridades municipales y empresa privada se unieron para ofrecer la recompensa de 200,000 lempiras a quien dé información para dar con los responsables del asesinato del niño.

Proporcionaron los números 97622492 y 94797562. El caso está siendo manejado por la Policía y la Fiscalía.

Contó que “quienes vieron cuando se llevaban a mi hijo relataron que el niño iba tranquilo. Eso quiere decir que el niño conocía a quienes se lo llevaron”. Dice que fueron dos hombres los que se llevaron a su hijo.

La Prensa