Al arquitecto lo mataron por encargo, según los videos

El empresario Sercido Rangel llegó hace 14 años al país de su natal Cuba.Hipótesis del robo se debilita.

SAN PEDRO SULA.

El malogrado arquitecto Sercido Jesús Rangel Hernández llegó a Honduras hace 14 años para trabajar en un proyecto en Islas de la Bahía.

Al poco tiempo de estar en el país y de ir y regresar a su natal Cuba decidió radicar con su familia en tierra catracha sin imaginarse que sería víctima mortal de la violencia.

Según sus conocidos, desde 2006 se enamoró de Honduras y decidió invertir en Grupo Dideco, una empresa constructora que por la calidad en sus trabajos se colocó como una de las mejores de la zona norte.

ar-portadilla4-220520(800x600)
El arquitecto fue acribillado dentro de su carro.

Rangel estudió en la Universidad Central de las Villas en Cuba y en 2006 la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) validó su título como arquitecto.

Profesionalmente era muy respetado y solicitado para dirigir diferentes proyectos en el país y sus amigos lo describieron como un hombre humilde, trabajador y generador de empleo.

El crimen contra el arquitecto ocurrido la tarde del miércoles tiene consternados a sus parientes, colegas y conocidos, quienes ayer en horas de la tarde retiraron el cadáver de Medicina Forense y lo trasladaron a una funeraria para su cremación.

Investigación

Por ser un crimen de alto impacto, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y otras unidades policiales están trabajando en el caso.

De manera preliminar se manejaba que el crimen era por robo, pero al analizar nuevos videos que muestran cómo los sicarios lo esperaban en las cercanías de una gasolinera del sector Palenque surgen nuevas hipótesis.

En un primer video se observa cómo el arquitecto llega al lugar, por lo que suponen que habría sido citado por alguien; de un carro rojo sin placas baja el compañero del chofer y dispara contra Rangel.

La víctima arranca el vehículo, pero en segundos detiene la marcha y fue cuando los dos sicarios vuelven a disparar y le roban sus pertenencias. En un segundo video se observa el carro rojo estacionado antes de que se perpetrara el crimen. Según agentes , el crimen podría ser por encargo y aún no hay detenidos.

1ar-sicarios3-210520jpg.1(800x600)
Sercido Rangel.
La Prensa