Busito impacta con camión y chofer se salva de milagro

El chofer de la unidad Johny Ramón Rápalo resultó solo con cortes en el codo.

El busito quedó casi debajo del pesado camión en el bulevar del sur de San Pedro Sula.
El busito quedó casi debajo del pesado camión en el bulevar del sur de San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras

Los pasajeros y un conductor de un rapidito de la ruta interurbana Cofradía-San Pedro Sula se salvaron ayer de morir en un choque con un camión.

Ayer a la 1:27 pm, el busito de la empresa Emtravinsa con placas HAE 5129 y número 20 circulaba con algunos pasajeros en el carril derecho del bulevar del sur cuando iba de Cofradía a la Capital Industrial.

Cuando se encontraban frente a uno de los desvíos hacia la colonia San Antonio, de Chamelecón, pasando el Campo Agas, un camión con placas PCU2331, cuyo conductor buscaba ingresar en el desvío, le habría quitado el derecho de vía desde el carril central.

El conductor del rapidito, Johny Ramón Rápalo (de 26 años), dijo que no tuvo mucho tiempo de reaccionar, pues el camión le cerró el paso al instante; sin embargo, Rápalo viró el timón hacia la derecha para salvar la vida de la pasajera que viajaba a su lado buscando que el choque solo perjudicara la estructura que rodea al chofer, adonde efectivamente recibió el impacto.

Luego del choque, el camión continuó avanzando unos metros en el interior del desvío, con el rapidito enganchado en su retaguardia.

Entre el aluminio retorcido de la cabina del lado del conductor, Rápalo, como si se tratase de un milagro, salió apenas con unos cortes en el codo izquierdo.

“El conductor del camión me quitó el derecho desde el carril central.

Yo lo que hice fue girar el timón para salvar la vida de la muchacha que venía a mi lado, para evitar una desgracia. Afortunadamente venía con pocos pasajeros y nadie resultó herido”, argumentó Rápalo, quien agregó que tiene ocho años de ser conductor, de los cuales los primeros cuatro los ejerció como chofer de patrulla en la Policía Militar.

La Prensa