Dos primos son hallados culpables por matar a mujer en San Pedro Sula

Humberto Cárcamo buscó a su primo Adonías Flores para cegar la vida de su esposa el 11 de agosto de 2017.

Imágenes de Humberto Flores y su primo Adonías Flores. <br/>
Imágenes de Humberto Flores y su primo Adonías Flores.

San Pedro Sula, Cortés.

En la sala 5 del Tribunal de Sentencia, dos primos fueron declarados culpables por acabar con la vida de una mujer el 11 de agosto de 2017 en la 3 avenida, 2 y 3 calle del barrio El Centro.

Se trata de Humberto Cárcamo Flores, condenado por el delito de parricidio en perjuicio de su pareja Mirna Aracely Larios Aguilar, así como Adonías Flores Flores, por asesinato contra la operaria de maquila, y quien recibió como pago 10,000 lempiras por efectuar el hecho.

Durante el desarrollo del juicio oral y público, la Fiscalía presentó como.pruebas un video captado por las cámaras del 911, a través de las cuales se observaba a Mirna Aracely Larios caminando con su esposo Humberto, quien la llevó al lugar donde estaba Adonías, el cual salió de un restaurante y le disparó a la mujer.

Sobre el parricidio

De acuerdo con la acusación, ambos sujetos actuaron a título de autores en el crimen imputado. Por el ilícito de asesinato mediante pago, según el artículo 117 numerales 1 y 2 en su ultimo párrafo, se impone una sentencia abstracta de 30 años mínimo de reclusión a cárcel de por vida.

Lea también: Hay avances en investigación de homicidios de dirigentes, dice Policía

La acusacion establece que Humberto Cárcamo Flores mantenía una relación conyugal con la ahora fallecida Mirna Aracely Larios Aguilar, con quien procreó dos hijos. Fue el 11 de agosto de 2017 que Humberto Cárcamo Flores llamó a su mujer y la citó para mirarse en el centro de San Pedro Sula, a lo cual accedió la fémina, quien a eso de las 9 pm se vio con su marido y padre de sus hijos en la tercera avenida.

Allí, cuando caminaban entre la 2 y 3 avenida, los esperaba semioculto en la oscuridad Adonías Flores Flores, quien sin mediar palabra mató instantáneamente a la mujer, infiriéndole un balazo en la cabeza. Tras el hecho, ella quedó tirada en la acera de la tercera avenida, mientras tanto, su marido y el primo de él huyeron del lugar, pero fueron capturados posteriormente.

La Prensa