Capturan por extorsión a cuatro supuestos miembros de la MS

Les decomisaron celulares, dinero y tres armas de fuego que serán utilizadas para evidencias en la acusación de la Fiscalía.

Los cuatro sospechosos fueron remitidos a la Fiscalía que pedirá la prisión en su contra.
Los cuatro sospechosos fueron remitidos a la Fiscalía que pedirá la prisión en su contra.

SAN PEDRO SULA.

Con tres pistolas fueron detenidos cuatro supuestos miembros de la mara MS 13 que operaban en la colonia Pradera, según la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP).

Los detenidos fueron identificados como Aldo José Rodríguez Riera (22), alias el Cacatúa; José Mauricio Zelaya Briceño (22), Fernando David Guevara Díaz (18) y José Leonardo Cerros ábalos (28).

Equipos de la FNAMP y la Policía Militar hicieron operativos en la colonia Pradera donde detuvieron a los sospechosos.

Las autoridades de la FNAMP informaron a los medios de comunicación que a los sospechosos les decomisaron tres pistolas: dos calibre nueve milímetros y una calibre 40 milímetros, así como varios cargadores.

Indicaron que también les decomisaron varios celulares que serán analizados para extraer la información, pues eran utilizados para llamar a víctimas a quienes les cobraban extorsión.

Luego de la acusación que presente la Fiscalía, los detenidos enfrentarán la audiencia de imputados ante el juez antiextorsión en los juzgados sampedranos

Agregaron que los supuestos miembros de la MS detenidos se dedicaban a extorsionar a las víctimas así como a recolectar el dinero que pagaban los dueños de negocios.

Sobre los antecedentes de los detenidos, informaron que José Mauricio Zelaya Briceño fue fichado en 2014 y 2015 por homicidio y posesión de drogas, y el 20 de enero de 2016 fue detenido por tráfico de drogas y estuvo recluido en El Pozo.

La FNAMP remitió a la Fiscalía Contra el Crimen Organizado a los sospechosos que serán acusados por extorsión y portación ilegal de armas de fuego.

Las autoridades antimaras y pandillas también enviarán las armas decomisadas a los laboratorios de balística para que hagan análisis y determinar si han sido utilizadas en crímenes. Los sospechosos enfrentarán la audiencia de imputados en el juzgado antiextorsión donde la Fiscalía solicitará la detención judicial para seguirles el proceso.