Por un error, hondureño estuvo acusado 13 años

Durante el proceso nunca hicieron diligencias para confirmar si el capturado era el mismo acusado.

José Bardales Gútiérrez fue absuelto ayer.
José Bardales Gútiérrez fue absuelto ayer.

SAN PEDRO SULA.

Las fallas en una investigación desde hace trece años llevaron por error a un hombre a enfrentar un delito que no cometió, por lo que ayer fue absuelto de responsabilidad por los jueces de la sala 1 del Tribunal de Sentencia.

El caso se inició el 28 de enero de 2006 cuando una niña de diez años fue agarrada por la fuerza por un guardia de seguridad en una zona de una maquila de Villanueva, donde el sujeto por la fuerza la llevó a una bodega e intentó violarla.

Por ese hecho identificaron al guardia de seguridad José Bardales, contra quien la Fiscalía solicitó una orden de captura.El 20 de mayo de 2017 cuando andaba trabajando en La Ceiba.

José Bardales Gutiérrez fue capturado en un retén policial.Desde ese momento fue enviado a prisión por violación en su grado de ejecución de tentativa.

13
años pasaron para que la víctima se diera cuenta que el hombre capturado por su agresión no era el que había cometido el hecho cuando solo tenía 10 años de edad.

“Ha sido una pesadilla, porque desde que se entra en un prisión por ese delito quieren tomar venganza, pero logré salir a los tres días con medidas sustitutivas”, relató.

Indicó que tuvo que gastar en abogado privado, “perdí mi trabajo y mi familia he sufrido mucho con esto que me ha pasado”.José Abraham Bardales Gútierrez tuvo que estar sometido al proceso durante dos años y ayer enfrentó un juicio oral.

Durante el juicio testificó el médico forense que evaluó a la niña en 2006 como prueba que tenía la Fiscalía. La testigo principal en el caso fue la víctima, quien ahora tiene 23 años,y relató como un guardia de seguridad quiso abusar de ella en 2006.

Después de su declaración, el fiscal interrogó a la víctima y le preguntó si el hombre que la había agredido estaba en la sala de audiencia a lo que respondió de forma negativa. Con eso los jueces declararon no culpable a José Abraham Bardales Gutiérrez, quien pidió a la Fiscalía que la ayudara a limpiar su antecedente.

En el expediente de investigación se observó que nunca hicieron diligencias para confirmar si el capturado era el mismo acusado.