Envían a cárcel de Támara a hondureño que mató a su hija de cuatro meses

Luis Alberto Rodríguez Vallejo confesó haber matado a su hija.

Luis Alberto Rodríguez Vallejo confesó el lunes anterior haber matado a su hija con un machete.
Luis Alberto Rodríguez Vallejo confesó el lunes anterior haber matado a su hija con un machete.

Tegucigalpa, Honduras

El joven que asesinó a su bebé de cuatro meses fue enviado este jueves a módulos de máxima seguridad de la Penitenciaría en Támara, Francisco Morazán.

Luis Alberto Rodríguez Vallejo que confesó haber matado a su hija será trasladado de La Tolva, en El Paraíso, a la cárcel de Támara después que le dictara prisión preventiva.

La medida de prisión preventiva debe cumplirla en esta cárcel "dado el riesgo que depende sobre su vida", informó el Ministerio Público.

Confesión

“Los reclusos me dicen que así como maté a mi hija, me van a matar a mí”, dijo Luis Alberto Rodríguez Vallejo (19) mientras esperaba su turno en Medicina Forense para realizarle una prueba de ADN a solicitud de la Fiscalía.

Rodríguez Vallejo permanece recluido en la cárcel de máxima seguridad conocida como La Tolva en Morocelí, El Paraíso.

Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) emitieron un comunicado ayer donde explican que el recluso se encuentra en una zona aislada para evitar represalias de los demás privados de libertad.

Rodríguez Vallejo relató que se arrepiente por lo que hizo y solicitó ayuda psicológica. “El día que pasó todo yo le supliqué a ella (su pareja) que se viniera conmigo y no quiso, entonces el papá me salió con un machete y dijo que si no me iba me mataría. Cuando entré a la casa se me metió el diablo, mis padres estaban allí cuando maté a la niña, me dijeron que no lo hiciera”, expresó Rodríguez Vallejo.

Familiares que estaban en la vivienda intentaron quitarle a la menor. Según relatos del padre del hechor, el hombre llevó a la niña a un cafetal que está cerca de su casa donde la mató en una aldea de El Paraíso el 17 de noviembre.

La Prensa