Más noticias

Padres denuncian que niña se asfixió en ataúd al declararla muerta en hospital

La pequeña Mayra fue sepultada ayer en medio del dolor de sus familiares y amigos

Familiares y amigos de la pequeña exigieron a las autoridades que se investigue el caso.
Familiares y amigos de la pequeña exigieron a las autoridades que se investigue el caso.

San Pedro Sula, Honduras.

“Exigimos a las autoridades que investiguen la muerte de nuestra pequeña”, esas fueron las palabras que familiares de la niña Mayra Aracely Bonilla (de 5 años) expresaron ayer bajo un torrencial aguacero cuando era sepultada en el cementerio de La Lima, Cortés.

La menor fue declarada muerta por parte del personal médico del hospital Mario Rivas el pasado domingo a la 1:30 pm, tras permanecer ocho días internada a causa del virus del dengue.

Sin embargo, sus familiares aducen que la niña estaba viva cuando se las entregaron, ya que en ningún momento su cuerpo se puso rígido y, además, alegan que hubo negligencia médica en el lapso que la menor estuvo internada en el centro asistencial.

LEA: Sicarios en moto acribillan a chofer de la Región de Salud

ms-niña-151119 (3)1(800x600)
Imagen en vida de la menor fallecida.

Paramédicos.

Mayra Vaquedano, madre de la niña, relató entre lágrimas a LA PRENSA que después de reclamar el cuerpo el domingo lo llevaron a su casa en la aldea Guarumas I, en La Lima, donde la velaron toda la noche; pero ayer por la mañana una tía de la pequeña palpó el cuerpo y percibió que no estaba rígido, por lo que llamaron a los paramédicos del sistema nacional de emergencia 911, quienes evaluaron y diagnosticaron que la menor tenía pocos minutos de haber fallecido y que la causa de muerte fue asfixia por estar en el ataúd.

Iris Vaquedano, tía de la fallecida, dijo que hoy interpondrán la denuncia ante la Fiscalía como una medida de presión para exigir justicia.

La madre de la niña relató que su hija comenzó a sentirse mal el jueves 3 de octubre, por lo cual decidió llevarla a consulta con un médico privado, quien después de analizar unos exámenes le diagnosticó dengue.

El médico la remitió al hospital de El Progreso, en donde estuvo dos días. Al observar que no mejoraba la remitieron de emergencia al Mario Rivas.

La niña llegó al Mario Rivas el domingo 7 de octubre a las 6:00 am, adonde estuvo afuera de la emergencia por más de dos horas para que fuera atendida. “A mi hija me le dieron una mala atención. Nunca me decían qué era lo que tenía y, cuando les preguntaba por ella, me decían que los dejara hacer su trabajo, ya que si no me iban a sacar”, relató.

LA PRENSA buscó la versión de las autoridades del hospital, pero la vocera Julia Sánchez dijo que no podían referirse al tema hasta que revisaran el expediente clínico.