Más noticias

Rivera Hernández: degollados eran madre y su hijo

Ambos fueron raptados el sábado cuando se dirigían a comprar comida en el sector.

Los cuerpos de María Velásquez y su hijo de 13 años los hallaron la noche del domingo.
Los cuerpos de María Velásquez y su hijo de 13 años los hallaron la noche del domingo.

San Pedro Sula, Honduras.

A una vendedora de chicles y su hijo encontraron degollados el domingo en la noche en una casa deshabitada en la colonia Alfonso Lacayo, del sector Rivera Hernández.

Las víctimas son María Dolores Velásquez Matamoros (de 32 años) y su hijo Anderson Omar Velásquez Matamoros (de 13), quien, según las indagaciones realizadas por la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), había sido amenazado de muerte por miembros de la Mara Salvatrucha en días anteriores.

De acuerdo con la información preliminar, los ahora occisos habían estado en la vivienda de un familiar el sábado en la noche en la referida colonia, luego se despidieron y se dirigieron a su casa; pero antes de eso fueron a comprar comida.

En ese trayecto los privaron de su libertad varios sujetos, que los subieron a un carro no identificado.

Después no se supo nada más de ellos, hasta que la inquilina de una casa ubicada a unas cuadras de la vivienda de María Dolores y Anderson entró al inmueble y en esos momentos encontró los cuerpos de la madre y el hijo degollados en el interior de la casa abandonada, por lo que de inmediato llamó a las autoridades policiales.

Para saber
Las indagaciones de la Policía apuntan a que el objetivo principal de los sicarios era asesinar a Emerson Velásquez, ya que supuestamente había recibido amenazas días antes de su muerte por parte de la Mara Salvatrucha.

Rosa Velásquez, hermana de la víctima, relató que María Dolores se dedicaba a la venta de chicles y caramelos en la colonia y que su hijo actualmente cursaba el tercer grado en una escuela de la zona.

Según las pesquisas recabadas por la DPI, Anderson Omar ya había recibido amenazas por parte de la Mara Salvatrucha, ya que el menor supuestamente se dedicaba a robar en la zona; pero la Policía investiga esa hipótesis.

Crímenes. Con estos dos asesinatos sumaron tres las muertes violentas en el sector de la Rivera Hernández el domingo, ya que ese mismo día en la tarde mataron a un joven (de 19 años) identificado como Juan Ramón Flores Sabio.

Conforme a información recabada por la Policía en la zona, el joven iba caminando por el pasaje 11 de la colonia Brisas del Sauce cuando un sujeto desconocido lo interceptó y sin mediar palabra le disparó en reiteradas ocasiones en la cabeza hasta quitarle la vida, luego el sicario huyó del lugar con rumbo desconocido.

Después de estos crímenes, la Policía montó un operativo de seguimiento y acciones en el sector, sin embargo, hasta ayer no había habido capturas.