Más noticias

Alias El Pibo era el objetivo de masacre en colonia La Unión, según Policía

El subcomisionado Marlon Miranda, de la Policía Nacional, detalló que Moisés López habría pertenecido a la Mara Salvatrucha.

VER MÁS FOTOS
Fotografías en vida de Moisés López, Carolina García, Jeysa López y Javier López.
Fotografías en vida de Moisés López, Carolina García, Jeysa López y Javier López.

San Pedro Sula, Honduras.

Moisés López Erazo, alias El Pibo (19), "era el objetivo real" de los criminales que perpetraron la masacre la noche del pasado domingo en la conflictiva colonia La Unión, de San Pedro Sula.

"Las investigaciones determinan que Moisés López pertenecía a la Mara Salvatrucha (MS-13) y era a quien los victimarios andaban buscando para matarlo, pero los acompañantes también fueron ultimados de tal forma que no quedaran testigos", dijo a LA PRENSA, Marlon Miranda, vocero y subcomisionado de la Policía Nacional en San Pedro Sula.

Miranda detalló que de momento no se puede confirmar si en el ataque participaron miembros de la Pandilla 18 por ser directamente la contraria, puesto que pudieron ser individuos de otros grupos.

Nota relacionada: Cuádruple crimen sería producto de pleito entre pandillas, según Fusina

También remarcó que las investigaciones ya están avanzando, y que se está indagando en la identificación de cuatro sospechosos de participar en la matanza.

El uniformado descartó que las otras víctimas Henry Javier López Erazo (25), Jeysa Jackeline López (17) y Carolina García, pertenecieran alguna estructura criminal.

lugar.76(1024x768)
Colonia La Unión y alrededores está sitiada por miembros de la Mara MS-13 y de la Pandilla 18.

El oficial agregó que ninguno tenía antecedentes, y el único caso de observación fue precisamente el de Moisés López, quien fue detenido para investigación por ser sospechoso del delito de homicidio, pero luego fue dejado en libertad.

-Los hechos-

Fue precisamente a eso de las 8:20 pm que la tranquilidad en la 31 calle y 8 avenida de la referida colonia, fue irrumpida luego de varias detonaciones escuchadas por los vecinos y ejecutadas dentro de la vivienda donde se encontraban las víctimas mortales.

Testigos señalaron que los cuatro estaban en el cuarto que habitaban el barbero Henry Javier López y su compañera de hogar Carolina García. “Ellos estaban viendo videos en la computadora, pocos minutos antes yo había salido para mi casa y escuché el tiroteo”, dijo uno de los parientes.

Al lugar llegaron al menos tres vehículos: dos camionetas (una negra y otra roja ) y un turismo gris, dijo uno de los policías que estaba en la escena del crimen. Investigadores indicaron que también llegó un individuo en una motocicleta y participó en el tiroteo.

Los delincuentes aprovecharon que el portón de la cuartería estaba abierto para ingresar hasta el cuarto de las víctimas para dispararles con armas de grueso calibre.

Los cuerpos quedaron cerca uno del otro, pues no les dio tiempo de huir, ya que el lugar solo tiene una entrada. Autoridades de Fusina indicaron ayer que investigan el pleito entre miembros de maras y pandillas que operan en la zona.

Ayer lunes familiares reclamaron los cuerpos y los velaron en la noche a los hermanos y la sobrina en una funeraria, mientras que el cuerpo de Carolina García fue llevado a la comunidad de Agua Blanca Sur en El Progreso, de donde era originaria.