Más noticias

Sepultan en Colón a tres migrantes asesinados en Tabasco, México

Los cuerpos de Wilmer Domínguez, Ada Vargas y Kelvin Ortiz llegaron esta madrugada al departamento de Colón.

Drama y llanto entre los familiares de los hondureños asesinados en México. Fotografía compartida por Diario Colón hn.

Colón, Honduras.

Este lunes fueron sepultados en la ciudad de Tocoa los tres migrantes hondureños que fueron asesinados el pasado 23 de abril en Tabasco, México.

Se trata de Wilmer Omar Domínguez Villanueva (32), Ada Magdalena Vargas Nicolás y Kelvin Edimar Ortiz Domínguez, todos originarios del departamento de Colón, zona norte de Honduras.

Sus cuerpos fueron repatriados vía terrestre desde el país norteamericano y llegaron a las 3:00 am de este lunes a la colonia Bajo Aguán, donde fueron recibidos con mucho dolor por sus parientes y allegados.

colon 1.1(1024x768)
Drama y llanto entre los familiares de los hondureños asesinados en México. Fotografía compartida por Diario Colón hn.

Antecedente: Familiares de tres hondureños asesinados en México claman por repatriación

Fueron velados posteriormente en la iglesia evangélica Judá Monte de Sion, en Tocoa. En el templo cristiano hubo alabanzas y predicación por parte de su líder antes de darles el último adiós.

colon 2.1(1024x768)
Una multitud lamentando lo ocurrido alrededor de los féretros con los tres migrantes dentro. Fotografía compartida por Diario Colón hn.

Según se conoció, a eso de las 10:00 am fueron trasladados a Cementerio Nuevo, ubicado a unos metros del Palacio Judicial de Tocoa, sitio donde llegaron bastantes pobladores a acompañar los dolientes.

repa.48(1024x768)
Dos de los tres hondureños ultimados cuando se disponían a comprar en una tienda de Tabasco.

-Los hechos-

Según los familiares, los migrantes fueron acribillados cuando buscaban una tienda para comprar alimentos en el peligroso estado mexicano.

Los migrantes partieron en la caravana que salió el pasado 18 de abril desde San Pedro Sula rumbo a Estados Unidos. Una de las hermanas de Wilmer Domínguez, que acompañaba al grupo, informó a sus familiares en Colón de la tragedia.

El mismo día del suceso, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció que restringiría el "libre acceso" por el norte de su territorio, debido a los riesgos de seguridad que enfrentan en su ruta hacia Estados Unidos.

"No queremos que tengan libre paso y no solo por cuestiones legales, sino por cuestiones de seguridad", afirmó el mandatario en su habitual conferencia matinal.

"Desgraciadamente en el norte hemos tenido problemas de asesinatos de migrantes en otros tiempos y no queremos eso", agregó López Obrador, quien consideró que ante la violencia en el norte del país, es preferible "atender a la población migrante de Centroamérica en el sur, sureste".

El norte mexicano, fronterizo con Estados Unidos, concentra fuerte actividad de carteles del narcotráfico por ser ruta de ingreso de su mercancía ilegal a territorio estadounidense.

Algunos migrantes que intentan cruzar, sobre todo por el noreste, suelen ser víctimas de sicarios que los secuestran y extorsionan.