Más noticias

Joven sobrevive al caer de quinto piso de hotel

Estaba alojado en el hotel con su pareja y tras amenazar con tirarse se colgó de la ventana y cuando quiso regresar a su habitación le fue imposible

El hecho fue en el barrio La ronda de Tegucigalpa
El hecho fue en el barrio La ronda de Tegucigalpa

Tegucigalpa, Honduras.

Con una fractura en el húmero izquierdo resultó un joven que de milagro se salvó de morir al caer del quinto piso de un hotel en Tegucigalpa.

Momentos de terror y de angustia vivieron varias personas el viernes anterior en horas de la noche cuando presenciaron la caída del hombre del edificio del hotel en el barrio La Ronda de la capital.

El muchacho fue identificado como Raúl Oquelí, quien presuntamente estaba hospedado en el hotel junto a su pareja sentimental.

Información preliminar en manos de la Policía Nacional, indica que el hombre abrió la ventana de la habitación 507 del edificio y amenazó con tirarse.

Segundos después el joven salió de la habitación y se colgó de la ventana.

El hecho quedó registrado en videos telefónicos que fueron grabados por personas que presenciaron la imprudencia del muchacho.

Oquelí intentó regresar a su habitación, pero le fue imposible, porque había perdido fuerzas y se soltó cayendo al vacío entre gritos y lamentos de los presentes. El hombre cayó sobre un carro que estaba estacionado en las cercanías del hotel, lo que amortiguó el impacto evitando que perdiera la vida.

Tras el suceso, Oquelí fue trasladado por los cuerpos de socorro hasta la sala de emergencia del Hospital Escuela.

El muchacho iba inconsciente, debido a los fuertes golpes recibidos en su cabeza. Su estado es estable, según informaron ayer personas cercanas a Oquelí, quien se encuentra en la sala de observación de ortopedia del principal centro asistencial del país.

Él tiene un fractura expuesta en el húmero izquierdo, pero tendrá que ser analizado por otros especialistas para descartar cualquier otros posibles daños, dijo Laura Schoenherr, amiga de Raúl.

Sobre las causas del suceso, señaló que no estaba autorizada a emitir ningún tipo de declaración.