Más noticias

En juicio por muerte de motorista en San Pedro Sula

Por la no comparecencia de testigos, el debate continuará el 24 de enero a las 10:00 am

Gerardo Bonilla declaró ayer ante los juzgados negando los hechos.
Gerardo Bonilla declaró ayer ante los juzgados negando los hechos.

San Pedro Sula, Honduras

Por el asesinato del conductor de buses Oscar Francisco Bautista Guzmán, ayer inició el juicio oral y público que enfrenta el acusado Gerardo Bonilla González.

La Fiscalía dio a conocer ante los jueces del Tribunal de Sentencia que el 11 de agosto de 2016 Oscar Francisco Bautista (de 28 años) conducía un bus de la ruta Céleo Gonzales-centro por la autopista que conduce a La Lima, frente a la colonia Guaymuras un hombre le hizo señal de parada.

Para la Fiscalía Gerardo Bonilla fue el pasajero que ingresó al bus y cuando ya había avanzado un poco le dijo al conductor que no andaba para pagar el pasaje por lo que dijo que se bajaría.

“En ese momento Gerardo Bonilla González sacó una pistola que andaba en su cintura y comenzó a dispararle al conductor en varias ocasiones”, dijo el fiscal asignado al caso durante el juicio. Después de disparar, el sujeto salió corriendo por lo que fue seguido por un ciudadano que vio una patrulla y alertó a los agentes para que siguieran al sospechoso que en su huida dejó un zapato botado y al ser capturado le encontraron las llaves de una motocicleta. Para sustentar la acusación, la Fiscalía propuso tres testigos, uno de ellos protegido, pero no se presentaron a declarar pese a que ya fueron citados por edictos. Otros, agentes policiales y peritos que estaban citados, tampoco llegaron a declarar.

El acusado, al declarar, afirmó que el día que mataron al motorista estaba esperando que una mujer que lo acompañaba abordara un bus y al escuchar los disparos salió corriendo rumbo adonde tenía la motocicleta en la que andaba.