Más noticias

Uno de los cuatro muertos era objetivo del ataque

La tragedia en una colonia de Comayagüela se originó porque una de las víctimas supuestamente cobraba extorsión en un negocio, detallan investigaciones

En la colonia Smith, de Comayagüela, tirotearon a los cuatro jóvenes la noche del sábado.
En la colonia Smith, de Comayagüela, tirotearon a los cuatro jóvenes la noche del sábado.

Tegucigalpa, Honduras

El ataque perpetrado el fin de semana por criminales vestidos con uniformes similares a los de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) en la colonia Smith, de Comayagüela, iba dirigido a una persona.

El objetivo de los responsables del cuádruple crimen, en el que también resultó herida otra persona, era quitarle la vida a uno de los jóvenes que estaban departiendo con bebidas alcohólicas en un expendio a pocos metros de la iglesia Católica de la populosa colonia de Comayagüela.

En la balacera, que se registró cerca de las 7:20 pm del sábado, resultaron gravemente heridas cuatro personas, identificadas como Elis Samuel Turcios Cerrato (de 16 años), Bayron Josué Castro Acosta (de 18), Enmanuel de Jesús Medrano Lagos (de 15) y Jason Ariel López Herrera (de 24), todas residentes en la colonia Smith, de Comayagüela.

Casi de inmediato después de los disparos, los heridos fueron trasladados en vehículos particulares al Hospital Escuela, adonde expiraron antes de ingresar a los quirófanos. La quinta víctima de la balacera se recupera favorablemente, pues se informó que presenta un disparo en el hombro.

Informes preliminares establecen que los cuatro jóvenes fallecieron a causa de heridas provocadas por armas de fuego.

Hipótesis

Entre las causas que se investigan sobresale que el objetivo de los criminales era uno de los jóvenes que supuestamente cobró extorsión en un negocio.

Al fallecido se le advirtió que si volvía a realizar otra operación similar le iban a quitar la vida. Sin embargo, no atendió la advertencia de una agrupación dedicada a este ilícito y volvió a visitar el negocio para realizar el segundo cobro.

Esa habría sido una de las causas principales por las que delincuentes se uniformaron con vestimenta similar a la que usan los agentes de la DPI y simularon un operativo en las afueras de la venta de bebidas alcohólicas, pusieron manos arriba y pegadas a la pared a las víctimas y les empezaron a disparar con armas automáticas de grueso calibre y se dieron a la fuga.

Sepelios

La mañana y tarde del domingo los cuerpos de los cuatro jóvenes fueron entregados y velados en las casas de habitación de los familiares.

Los restos mortales fueron acompañados ayer por los vecinos y amigos de cada uno de los fallecidos. En la zona se vive un ambiente de hermetismo.