Más noticias

Cincuenta jefes de pandillas fueron sacados de circulación

Mayoría de detenidos guardan prisión en El Pozo y La Tolva Jefe de la Fuerza Nacional Antimaras asegura que las pandillas han sido debilitadas porque sus líderes están presos.

La Fuerza Nacional Antimaras aglutina a las principales fuerzas de la Policía y del Ejército.
La Fuerza Nacional Antimaras aglutina a las principales fuerzas de la Policía y del Ejército.

Tegucigalpa, Honduras

La nueva estrategia de combate a las organizaciones pandilleriles que operan en Honduras comenzó a rendir sus primeros resultados. Al menos 50 jefes de estos grupos criminales fueron detenidos y llevados a prisión por la Fuerza Nacional Antimaras (FNAMP) desde que este cuerpo de élite entró en operaciones a mediados de julio pasado.

Del 1 de julio a la fecha, la FNAMP capturó a 225 miembros de las pandillas 18 y la mara Salvatrucha (MS-13), de los cuales 50 de ellos ejercían algún nivel de liderazgo dentro de esas organizaciones criminales.

Entre los detenidos en las últimas semanas figuran José Modesto Reyes Silva (de 32 años), el Yonster o Ráfaga, quien se hacía pasar como paramédico de la Cruz Roja y cirujano del hospital Mario Rivas.

Reyes Silva, detenido en un operativo en la colonia Trejo, de San Pedro Sula, junto a César Augusto Rodríguez Murcia (de 38), el Despreciado o Extraño; y Johana Scarleth Ochoa Reconco (26), conocida como Yoja, es uno de los 21 pandilleros que se escaparon en mayo del año pasado de la Penitenciaría Nacional de Támara, Francisco Morazán.

Rodríguez Murcia, según agentes de la Fuerza Antimaras, era el coordinador de la pandilla 18 en el sector de Chamelecón.

Este sujeto estuvo recluido en el centro penal de máxima seguridad en Ilama, Santa Bárbara, por portación Ilegal de

armas de uso comercial y portación ilegal de armas prohibidas y municiones y recobró su libertad el 20 de junio de 2018. Ambos pandilleros operaban desde esa zona residencial para no despertar sospechas y desde ahí coordinaban todas las actividades criminales de la mara en la ciudad de San Pedro Sula.

También, el 12 de julio pasado, la Fuerza Antimaras detuvo en la comunidad de El Empalme, valle de Jamastrán, El Paraíso, al principal cabecilla del Combo que no se deja, identificado como Sergio Isaías Tercero Valle (de 36), el Patrón, quien estaba refugiado en la zona en vista que tenía orden de captura por asociación ilícita en perjuicio de la Seguridad Interior del Estado de Honduras.

Norma Moreno, portavoz de la FNAMP, explicó que al Patrón se le aseguró propiedades, dos carros, dos lanchas, armas y una cuatrimoto, entre otros bienes.

Indicó que la mayoría de los criminales detenidos desde que entró en operaciones la Fuerza Antimaras guardan prisión en la Penitenciaría Nacional, El Pozo y La Tolva.

Moreno confirmó que 50 de los más de 200 detenidos a nivel nacional son jefes o ejercen un nivel de liderazgo dentro de dichas organizaciones criminales.

Debilitadas

Amílcar Hernández, jefe de la FNAMP, dijo que producto del trabajo que se ha venido desarrollando por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, las estructuras de las maras 18 y MS han sido debilitadas considerablemente en vista que la mayoría de sus cabecillas guardan prisión en El Pozo y en La Tolva en Morocelí.

Indicó qu con esta nueva estrategia se busca descabezar a estos grupos criminales al sacar de circulación a aquellos líderes que han quedado al mando de las estructuras e ir identificando a aquellos que van surgiendo para proceder a hacer lo mismo.

Hasta el año anterior se había identificado al menos a 16 grupos delictivos dedicados a la extorsión y sicariato, entre ellos, la MS, la 18, Los Chirizos, Combo que no se deja, los Benjamines, Banda de la Mafia, los Olanchanos, los Tercereños, los Transportistas, los Copanecos, la banda del Pinocho, del Pechuga y la Scarfa, entre otros.

La mayoría de los líderes de estos grupos se encuentran presos y otros han muerto en enfrentamiento con sus rivales.

La FNAMP inició la búsqueda y captura de al menos 550 jefes de pandillas que dirigen y ordenan las operaciones de extorsión, sicariato, asaltos, robo de autos y extorsión en las principales ciudades de Honduras a como parte de la nueva estrategia de seguridad.

dr-maras1-040918(800x600)
Estas son las fichas de los principales jefes de las pandillas MS y 18 capturados desde julio del presente año a la fecha.

2018 es el año más sangriento para el sector transporte, con siete choferes asesinados

Cerca de cuatro mil miembros de maras e integrantes de otras organizaciones dedicadas a la extorsión fueron detenidas por la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) desde el año 2013 a la fecha.

De estos, 2,758 son hombres, 352 mujeres y 673 son menores de edad (537 niños y 136 niñas). El mayor número de capturas por extorsión se efectuó en 2017 con 946 detenidos a nivel nacional y en 2016 y 2015 con 684 y 669 capturados, respectivamente. Datos proporcionados por la Fuerza Nacional Antimaras indican que en este año el sector más afectado por el cobro de la extorsión fueron los comerciantes (54%), seguido de los transportistas (21%) y los profesionales (12%) que trabajn en actividades independientes.

Según datos de la FNAMP, el mayor impacto del cobro de la extorsión en vidas humanas lo han registrado los transportistas, ya que entre 2013 y 2018 se han registrado 25 asesinatos contra conductores de buses y taxis.

Pero el año más sangriento es 2018, ya que en lo que va del período han sido asesinados siete trabajadores del transporte.

dr-maras2-040918(800x600)
Más de 3,783 detenidos por extorsión desde 2013 a la fecha han reportado las autoridades policiales