Más noticias

Unas 2,000 personas asesinadas en primer semestre con armas de fuego

A diario capturan a varias personas por portación ilegal de pistolas y fusiles.

Los criminales adquieren armas de grueso calibre para cometer los asesinatos a nivel nacional.
Los criminales adquieren armas de grueso calibre para cometer los asesinatos a nivel nacional.

San Pedro Sula, Honduras.

Casi a diario las autoridades policiales y militares capturan personas por el delito de portación ilegal de armas, pero a pesar de las fuertes sanciones, las pistolas y fusiles son el principal instrumento de muerte en el país.

Según datos del Observatorio de la Violencia de la Unah, solo en los primeros seis meses del año unas 2,000 personas fueron asesinadas a balazos, lo que representa el 75.7% de los homicidios a nivel nacional.

El tráfico de armas sigue siendo uno de los delitos que más se cometen, eso por la demanda de armas ilegales que adquieren los grupos criminales.

4,161
Muertes violentas
En los primeros seis meses del año a nivel nacional, según informe del Observatorio de la Violencia de la Unah.

El mayor número de asesinatos ocurre en la ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, donde la herramienta más usada para cometer los asesinatos son las armas de fuego, que en su mayoría son de uso prohibido.

José Coello, vocero regional de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), manifestó que mantienen operativos constantes en combate a los delitos, entre ellos, la comercialización y portación ilegal de armas de fuego.

“En operativos hemos decomisado gran cantidad de armas de uso prohibido, como las de uso militar que están en manos de grupos antisociales, de las que muchas se han sacado de circulación por ser amenazas para la población”, expresó el funcionario.

Algunas personas aprovechándose de tener permisos de portación de armas las utilizan en lugares públicos, unidades de transporte y otros, donde es prohibido, por lo que muchas veces los policías y militares proceden a los decomisos.

Coello informó que muchas de las que son decomisadas han sido utilizadas para cometer crímenes, debido a esto son evaluadas en los laboratorios balísticos.

“En la zona noroccidental, los lugares donde más se decomisan armas de fuego son la Rivera Hernández, Chamelecón y la Planeta, en el municipio de La Lima, donde hemos decomisado gran cantidad de fusiles AK-47, AR-15, entre otros”, agregó el portavoz.

Kelsin Arteaga, portavoz de la Policía Nacional, expresó que muchas veces después de cometidos los crímenes capturan a los supuestos hechores, por lo que proceden al decomiso del o las armas.

Masacres

Las muertes múltiples siguen ocurriendo en ciudades como Tegucigalpa y San Pedro Sula, y algunos casos en la zona rural del país, donde la principal causa son problemas entre familias.

La última masacre ocurrió en la comunidad de Yaguacire, al sur de la capital. En el mortal ataque, seis personas perdieron la vida y una resultó herida.

Las víctimas fueron identificadas como Luis Enrique Ávila Castillo (de 17 años), Héctor David Santos Moncada (de 26), Juan Ramón Amador (de 30), Alejandro Antonio Baca Martínez (de 27), Diego Armando Valeriano Valladares y Manuel de Jesús Bustillo Sierra (ambos de 21).

La masacre ocurrió en el interior de una humilde vivienda, en la que se preparaban para celebrar el cumpleaños de una joven mujer, hermana de uno de los ahora occisos y prima de otra de las víctimas.