Más noticias

Acribillan al juez de policía de alcaldía de San Antonio de Cortés

A Santos Canales lo atacaron unos encapuchados cuando esperaba bus para irse a su trabajo

San Pedro Sula, Honduras

Cuatro individuos encapuchados asesinaron ayer a balazos al juez de policía de la alcaldía de San Antonio de Cortés en la aldea El Aguacate de ese término municipal.

El crimen de Santos Daniel Canales Méndez (50) ocurrió a las 7:30 am cuando estaba en una caseta esperando bus para irse a su trabajo a la alcaldía.

Los policías que estaban en la escena del crimen informaron que, según el relato de testigos, como de costumbre Canales llegó a esperar bus a la estación situada en la carretera a Río Lindo frente a la aldea El Aguacate. Instantes después se estacionó frente a la parada de buses una camioneta color beige de la cual se bajaron cuatro tipos encapuchados armados de pistolas, quienes sin mediar palabra le dispararon a Canales. Los homicidas huyeron en la camioneta rumbo a Río Lindo. El cuerpo del juez quedó tirado en el piso de la estación. Cerca de la caseta estaba en el suelo una placa que la Policía investiga si era del vehículo que andaban los homicidas.

Con Canales ya son dos los jueces de policía de la Municipalidad de San Antonio a los que han matado. Hace dos años y medio perdió la vida a balazos en su casa el juez Rubén Mendoza.

Wilson Daniel Canales, hijo de Santos Daniel Canales, dijo que la muerte de su papá está relacionada con sus funciones como juez de policía municipal de San Antonio de Cortés.

Indicó que su padre hace 18 meses estaba desempeñando el cargo de juez de policía y era líder del Partido Liberal en ese sector.

Canales manifestó que su papá era muy apreciado en las aldeas y en el pueblo de San Antonio de Cortés y dijo que a su progenitor lo mataron por su trabajo “porque tomó alguna medida que a alguien no le gustó y en esos lugares arreglan las cosas así, matando a la gente”.

Manifestó que su progenitor no tenía problemas personales con nadie porque era un hombre honrado y servicial que le ayudaba a la gente “y que no le debía nada a nadie, y por eso andaba desarmado”.

“No le exijo a nadie porque solo Dios puede dar justicia”, expresó Canales, quien dijo que el municipio de San Antonio de Cortés se ha vuelto muy violento porque de forma seguida se suscitan crímenes. “Yo le decía a mi papá que dejara ese puesto porque ya habían asesinado a otra persona que ejercía el mismo cargo, pero no lo hizo”, manifestó el hijo del funcionario municipal. Canales expresó que su papá estaba en el cargo más por ayudarle a la gente y no por el dinero que ganaba.

Con Canales ya son dos jueces de policía de San Antonio que matan, pues el 6 de abril de 2014 fue atacado a balazos por varios tipos en su casa de San Antonio, Rubén Mendoza. A Mendoza lo llevaron herido al hospital Mario Rivas de San Pedro Sula, pero murió al día siguiente.