¿Señal de paz? La reina Isabel II invita al príncipe Harry a un almuerzo privado

La reina Isabel ha invitado a su nieto a acompañarla en un almuerzo que se celebrará en el castillo de Windsor el mes que viene para "reconectar" con él

El príncipe Harry y su esposa Meghan decidieron llamar a su pequeña Lilibet, en honor a la monarca.
El príncipe Harry y su esposa Meghan decidieron llamar a su pequeña Lilibet, en honor a la monarca.

Madrid.

El próximo 1 de julio, menos de un mes después del nacimiento de su hija Lilibet Diana, el príncipe Harry viajará de nuevo de California a Inglaterra para asistir a la inauguración de una estatua en honor a su difunta madre, la princesa Diana, en el palacio de Kensington.

Se trata de una cita que lleva tiempo fijada en su agenda y, al parecer, su abuela quiere aprovechar la ocasión para acercar posturas con el que siempre rumoreó que era su nieto favorito organizando un almuerzo para dos en el castillo de Windsor.

Desde su traslado a Estados Unidos con su esposa Meghan, la duquesa de Sussex, Harry ha hablado en términos muy duros del trato que ambos recibieron en el seno de la familia real británica después de su boda en 2018 e incluso han asegurado que se ignoraron sus peticiones de ayuda cuando la antigua actriz empezó a experimentar pensamientos suicidas debido a la presión mediática.

Según la información a la que ha tenido acceso el periódico Daily Mail, la invitación se habría extendido antes del nacimiento de la nueva bisnieta de Isabel II el pasado 4 de junio y no tendría nada que ver con la decisión de Harry y Meghan de llamar a su pequeña Lilibet, en honor a la monarca, que siempre ha utilizado ese apodo en la intimidad.

La reunión entre abuela y nieto supondría ​un gesto muy "generoso" por parte de Isabel II y una oportunidad única para que hablen de "sus cosas".

La Prensa