Meghan desata rumores de posible embarazo

Las últimas decisiones de la Duquesa, así como las imágenes del Día del Armisticio han hecho pensar en esta posibilidad.

/

ESTADOS UNIDOS.

La paternidad ha dado un vuelco a la vida de Meghan Markle y el príncipe Harry.

Hasta tal punto la llegada al mundo de Archie ha revolucionado a la pareja que su protección fue uno de los detonantes que les hizo tomar la drástica decisión de abandonar la primera línea de la Casa Real para mudarse al otro lado del Atlántico.

Desde entonces, viven felices con su hijo Archie, pero ¿podrían haber pensado en aumentar la familia? Ha habido quien ha visto claras pistas en los últimos movimientos legales de la Duquesa, así como en las fotografías de su particular homenaje a los caídos con motivo del Día del Armisticio.

Sin embargo, las últimas fotos de la pareja en el homenaje a los caídos que rindieron este domingo en solitario en el Cementerio Nacional de Los Angeles, han vuelto a alimentar la teoría de que hay un segundo bebé en camino.

Aunque el sobrio abrigo negro por el que se decantó disimulaba las posibles curvas, hay quien ha vislumbrado lo que podría ser una incipiente tripita de embarazada gracias al cinturón ceñido a la cintura.

Lo cierto es que sea un modelo premamá o no, este estilo es muy característico de ella y durante el embarazo de Archie seguió luciéndolo, así como en la presentación del bebé cuando también recurrió a una gabardina sin mangas con cinturón.

Habrá que esperar para saber si realmente Archie espera un hermanito. De momento, el pequeño sigue siendo el auténtico rey de la casa.

"Nosotros estamos tratando de aprovechar todo el tiempo de calidad que tenemos con nuestro hijo en estos momentos y no perdernos ni un solo momento de su crecimiento y desarrollo", contaron Harry y Meghan en una reciente charla con la activista afgana Malala Yousafzai, en la que revelaron lo felices que estaban de haber podido ser testigos de los primeros pasos del niño, así como de todos los progresos que va a haciendo con tan solo un año y medio.

La Prensa