William reveló el motivo que lo mantiene desvelado todas las noches

El duque de Cambridge aseguró que se siente "indignado por la pasividad de los líderes mundiales" frente a los desastres ambientales.

/

REINO UNIDO.

La posible destrucción del medio ambiente es la causa del insomnio que el príncipe William asegura padecer cada vez que apoya la cabeza en la almohada. "Me indigna que nadie haga nada. Es un cliché, ya lo sé, pero lo cierto es que es lo que más me preocupa. Al ocupar un lugar de responsabilidad o de liderazgo, siento que podría hacer mucho más si me dieran la oportunidad y a la vez, me enoja y no entiendo por qué quiénes sí manejan los hilos no se ocupan. Eso me mantiene despierto por las noches", aseguró.

William, de 38 años,participó en el podcast Outrage + Optimism junto con Christiana Figueres, una exfuncionaria de la ONU que supervisó la entrega del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático en 2015 y que también es miembro del consejo del Premio Earthshot, el Nobel del medio ambiente, que presentó el príncipe hace unas semanas.

El premio cuenta con un total de 50 millones de libras esterlinas para financiar a aquellas soluciones, ideas y tecnologías que puedan ser útiles para la reconstrucción del planeta. A partir del próximo 1° de noviembre, más de cien socios nominadores comenzarán a presentarán propuestas para los cinco posibles ganadores del Earthshot -personas, comunidades, instituciones o empresas- que serán anunciados dentro de un año.

El podcast es un programa semanal que entrevista a figuras públicas relacionadas con el medio ambiente como la activista sueca Greta Thunberg o el político John Kerry. Durante la conversación con Figueres, el duque de Cambridge destacó que tanto su abuelo como su padre y su hermano siempre estuvieron comprometidos con el tema: "Creo que mi familia es parte hoy y ha venido apoyando el debate ambiental durante mucho tiempo, pero ahora necesitamos la acción y de eso se tratan estos próximos diez años".

También agregó que "se trata de reconocer y resaltar a las personas que proponen soluciones genuinas y tangibles a los problemas ambientales más difíciles y preocupantes". "Vimos a Greta y a otros convertirse en grandes líderes por expresar las preocupaciones que tienen sobre el medio ambiente. Los políticos deben escuchar las palabras de las nuevas generaciones alertadas por su futuro y actuar en consecuencia", sostuvo.

Como conclusión, el príncipe reflexionó que "al final del día, si a las personas se les presentan los conocimientos científicos y los hechos concretos, todas quieren hacer lo correcto".

La Prensa