Príncipe William alaba a los británicos por su 'civismo futbolero'

El nieto de Isabel II y futuro rey de Inglaterra ofreció este fin de semana un discurso lleno de emoción y agradecimiento a cuenta del inicio de la nueva temporada futbolística.

SAN PEDRO SULA.

El príncipe William de Inglaterra, presidente honorario de la federación inglesa de fútbol y uno de los rostros más simbólicos de las altas esferas de la Premier League, no dudó en ofrecer este fin de semana un discurso lleno de emoción y gratitud para inaugurar por todo lo alto la nueva edición de la competición doméstica, en la que él, por supuesto, apoyará abiertamente a su adorado Aston Villa.

El futuro rey de Inglaterra, previo paso por el trono de su padre, el príncipe Carlos, quiso dar las gracias a sus conciudadanos por el civismo y el espíritu de hermandad que han venido exhibiendo durante los meses más duros de la pandemia del coronavirus, durante los que se suspendieron todos los torneos para concentrar todos los esfuerzos en la salud y protección de las personas.

"Como deporte nacional, el fútbol siempre ha sido una fuente de inspiración para la unión de todos y el espíritu comunitario. Durante la crisis sanitaria, hemos visto cómo todos aquellos involucrados en el fútbol han dejado a un lado las rivalidades para apoyar a los más necesitados y reforzar nuestras comunidades. Quiero por ello dar las gracias a todos los clubes y aficionados que han participado en todos estos trabajos", reza el mensaje que lanzó William o en un vídeo publicado en Twitter.

Hay que recordar que, poco antes del parón general ocasionado por la propagación mundial de la enfermedad, el marido de la duquesa Catalina de Cambridge ya había dejado claro que su amor por el fútbol no había hecho otra cosa que intensificarse desde que se convirtiera en padre de familia numerosa, concretamente de los príncipes Jorge, Carlota y Luis.

"Ahora es especialmente relevante para mí. Desde que soy padre, el fútbol se erige sin duda alguna como una de mis aficiones más apreciadas. Necesito salir de vez en cuando, juntarme con mis amigos, ver un buen partido y soltar algo de tensión con ellos, gritar un poco incluso", bromeaba el nieto de Isabel II.

La Prensa