Harry y Meghan cobran un millón de dólares por charlas virtuales

Los duques de Sussex mantienen muy controlado todos los detalles de las charlas virtuales que brindan.

/

ESTADOS UNIDOS.

Conseguir que miembros de la realeza participen de una charla virtual puede salir bastante caro. Exactamente un millón de dólares. Ese es el precio que Meghan Markle y el príncipe Harry exigen para reservar su tiempo como oradores virtuales.

Además, los duques de Sussex controlan exhaustivamente todos los detalles de sus compromisos, según una documentación que fue filtrada por la agencia Harry Walker.

El documento es un "formulario de solicitud de evento virtual" de cuatro páginas, al que tuvo acceso el diario el Daily Telegraph, y que fue recogido por el portal británico Metro. Entre las demandas establecidas, está incluida la especificación de una tarifa antes de enviar una invitación y los detalles completos del patrocinio.

Los Sussex quieren conocer todos los detalles de todos los patrocinadores de los eventos, incluso si no están directamente involucrados en alguna presentación en particular. "Si perdiera uno o más de los patrocinadores, ¿su organización aún podría seguir adelante con este evento?", preguntan en el formulario. "¿Qué verá la audiencia en la pantalla? ¿Incorporarás alguna marca? ¿Qué verá el orador en la pantalla antes y durante su presentación? ", son otras de las inquisidoras preguntas que realizan antes de aceptar una charla.

Este específico interrogatorio apunta a que, cuando la pareja decidió renunciar al título de "su alteza real" (HRH, por sus siglas en inglés), acordó que no "participaría en actividades comerciales que pudieran avergonzar a la reina [Isabel II]".

Pero el lujo de especificaciones no abarca solo al patrocinio. Al parecer, los Sussex también quieren decidir quién presenta y modera sus discursos, qué "formato de conexión" se utilizará y cuál será el plan de respaldo si hay problemas técnicos.

Además, trascendió que al príncipe Harry se le pagó una suma de seis cifras por presentarse en un evento de JP Morgan en febrero, donde habló sobre la terapia que recibió tras la muerte de su madre, la princesa Diana.

La Prensa