Más noticias

Meghan Markle en nueva polémica por viaje a Nueva York

La duquesa de Sussex está siendo culpada por la pérdida de Serena Williams en el US Open de este fin de semana.

VER MÁS FOTOS
Meghan Markle viajó a Nueva York este fin de semana para animar a su buena amiga Serena Williams, pero su presencia no le trajo suerte a la tenista.
Meghan Markle viajó a Nueva York este fin de semana para animar a su buena amiga Serena Williams, pero su presencia no le trajo suerte a la tenista.

Estados Unidos.

Meghan Markle vuelve a ser blanco de críticas después de un viaje de último minuto a Nueva York, que hizo para ver el juego de Serena Williams en el US Open este fin de semana.

Queriendo evitar más polémica después de los viajes en jet privados, esta vez la duquesa de Sussex viajó en una en un avión comercial de British Airways. Eso sí lo hizo en primera clase.

Para su viaje a La Gran Manzana Meghan no estuvo acompañada del príncipe Harry, quien se quedó al cuidado a su hijo, Archie Harrison, de cuatro meses.

Esta vez su viaje a Nueva York no estuvo marcado por los lujos que se le reprocharon en el último, cuando celebró su baby shower gastando miles de dólares con sus amigas.

FOTOS: El viaje relámpago de Meghan Markle a Nueva York

La mala suerte para Serena Williams

Aunque hasta el momento Meghan se abstuvo de los derroches que la caracterizan, la escapada de un día a Nueva York para animar a su amiga Serena Williams en la final del US Open no tuvo los resultados que esperaba.

No solo la acusan de comportarse más como una estrella de Hollywood que como un miembro de la familia real británica, ahora los fanáticos de la tenista estadounidense alegan que la duquesa de Sussex le trae "mala suerte" a Serena.

Las teorías se dan después que Serena perdiera en la final contra la canadiense Bianca Andreescu. La estadounidense ya había perdido el torneo de Wimbledon el pasado julio, al que también acudió Meghan para animarla.

Markle se sentó junto a la madre de Serena Williams, Oracene Price. Detrás de ellas estaban la hermana de la tenista, Venus Williams y la editora de la revista Vogue, Anna Wintour.

Sentado frente a Markle se encontraba también Alexis Ohanian, el marido de Williams y el padre de su hija Alexis Olympia, de dos años.

MIRA: Así fue el primer día de escuela de la princesa Charlotte de Cambridge

Tiempo para hacer yoga y regalos sorpresas

La duquesa de Sussex no desaprovechó su paso por Nueva York, a su llegada a la ciudad tomó una clase de yoga en un lugar al que le gustaba frecuentar en West Village.

Según Page Six, Markle iba acompañada de dos oficiales de seguridad e intentó pasar desapercibida durante la clase. "Algunos sonrieron al reconocerla, pero nadie la molestó", aseguró un testigo.

El mismo medio informó que la esposa del príncipe Harry no gastó en hotel, ya que se hospedó en la casa de su amiga la diseñadora Misha Nonoo.

La duquesa también estuvo acompañada de su gran amigo el estilista Daniel Martin, quien se encargó de maquillarla el día de su boda con el príncipe Harry, en mayo de 2018.

La visita coincidió con el cumpleaños de Martin, motivo por el que Meghan le regaló unos coloridos cupcakes que el maquillador no dudó en compartir en su Instagram.

Esta podría ser la última escapada fuera de su itinerario real. A su regreso a Londres, Meghan y Harry tienen previsto viajar a África con su hijo entre el 23 de septiembre y el 3 de octubre, en su primer viaje oficial tras convertirse en padres y con el que continuarán con el legado de la fallecida princesa Diana.