Meghan Markle celebrará este martes su 'baby shower' en Nueva York

La esposa del príncipe Harry lleva varios días en Nueva York pasando tiempo junto a sus amigos más íntimos, incluida su estilista Jessica Mulroney, que se ha encargado de organizar su 'baby shower' en un hotel del Upper East Side.

Meghan Markle.
Meghan Markle.

Nueva York, EEUU.

Meghan Markle, duquesa de Sussex, lleva ya varios días en Nueva York para pasar algo de tiempo con sus amigos más íntimos antes de la llegada al mundo en cuestión de semanas de su primer retoño junto al príncipe Harry.

El pasado fin de semana, la antigua actriz acudió a la tienda de dulces Laduree en el popular barrio de SoHo junto a su confidente y estilista personal Jessica Mulroney antes de visitar algunas boutiques de ropa para niños donde adquirió varias prendas para el guardarropa de su primogénito o primogénita, probablemente en los mismos tonos neutros que ha utilizado para decorar su futura habitación en el hogar familiar que su marido y ella están creando en Frogmore Cottage.

Se cree que hoy martes tendrá lugar "baby shower" (fiesta del bebé), que sin duda no querrán perderse algunos de los rostros más conocidos del círculo social en el que se movía la futura mamá antes de su mudanza a Inglaterra.

La lista de invitados no superaría las quince personas y entre los asistentes ya confirmados estarían Benita Litt, cuyas hijas Rylan y Remi participaron en el enlace real del pasado mayo, las compañeras de reparto de Meghan en la serie 'Suits' Abigail Spencer y Sarah Rafferty, Priyanka Chopra, Amal Clooney y Serena Williams entre otras.

Mulroney ha sido una vez más la mano derecha de la duquesa a la hora de organizar la celebración desde el otro lado del Atlántico y para la ocasión habría reservado una suite en un exclusivo hotel del Upper East Side.

Mira: Karl Lagerfeld: primeras reacciones a la muerte del diseñador

Esta última visita a Estados Unidos de la esposa del príncipe Harry se considera de carácter estrictamente privado. Por esa misma razón no se espera que realice ninguna aparición pública mientras se encuentre allí y ella ha tratado de pasar lo más desapercibida posible mientras se mueve por la ciudad escoltada constantemente por su séquito de seguridad.

La Prensa