Más noticias

Promesa de amor en Copán Ruinas

Varios países de América del sur fueron elegidos por Adán Cueva y Krissia Gattás para disfrutar su luna de miel.

José Adán Cueva y Krissia Gattás.
José Adán Cueva y Krissia Gattás.

San Pedro Sula, Honduras

La frescura y delicioso clima de Copán Ruinas fue la atmósfera perfecta para que José Adán Cueva y Krissia Gattás celebraran su enlace matrimonial.

La parroquia San José Obrero fue elegida para que los enamorados recibieran la bendición de Dios.

Desde las cuatro de la tarde, los invitados, quienes viajaron de San Pedro Sula, varias partes de Honduras y hasta Estados Unidos, acudían al templo para ser testigos de esa hermosa unión.

El cortejo, el cual estaba formado por amigos de la pareja, hizo la entrada para así dar comienzo a la misa. El novio, muy feliz por ese momento, entró del brazo de su madre, Norma Cueva.

El momento más esperado llegó, la preciosa y estilizada novia caminó hasta el altar del brazo de su adorado padre, Faiz Gattás.

La ceremonia fue oficiada por el padre César Isaac Casaca, quien bajo las leyes de Dios los declaró marido y mujer. Ya finalizado el protocolo, a las seis de la tarde se trasladaron a la bella hacienda San Lucas, ahí se realizó el banquete nupcial.

Bajo una temperatura muy agradable, los recién casados disfrutaron de su boda. Como acto principal se hizo el brindis, el cual fue muy emotivo por parte de los padres de los novios.

Luego se procedió al vals y con el pasar de los minutos comenzó la fiesta que duró hasta el amanecer.