Más noticias

Meghan y Harry vacacionan con George y Amal Clooney

Según la revista italiana Chi, los duques de Sussex habrían estado disfrutando de unos días de descanso con el afamado matrimonio en su finca del lago Como, Italia.

El príncipe Harry y Meghan Markle (i) se hospedaron en una propiedad de Amal y George Clooney.
El príncipe Harry y Meghan Markle (i) se hospedaron en una propiedad de Amal y George Clooney.

Reino Unido.

Aunque la duquesa de Sussex, la exactriz Meghan Markle, podría estar planeando una visita exprés a su país natal, Estados Unidos, para ponerse al día con su madre Doria Ragland y sus amigos más cercanos dentro de unas semanas, parece que tanto ella como su regio marido, el príncipe Harry de Inglaterra, también han tenido tiempo de escaparse unos días a Italia para disfrutar de un breve período de desconexión con el matrimonio de George y Amal Clooney en la finca que el actor y la abogada tienen en los alrededores del lago Como, en Italia.

Así lo asegura al menos la revista italiana Chi tras haberse puesto en contacto con fuentes de entorno del astro de Hollywood, las cuales han revelado además que a Meghan no le habría importado lo más mínimo asistir a Amal -una de las juristas más reputadas en el campo de los derechos humanos- con todas aquellas tareas ligadas al cuidado de sus retoños Ella y Alexander (1).

Otra de las curiosidades que habría dejado este supuesto encuentro entre dos de las parejas más populares de la crónica social -hay que recordar que los Clooney asistieron el pasado mayo a la boda de los duques de Sussex- reside en el partido de baloncesto que habrían jugado George y Harry junto a un grupo de amigos en una de las pistas de las que dispone el lujoso complejo de actor y su esposa.

También lee: Angelina Jolie debe permitir que Brad Pitt pase más tiempo con sus hijos

Según la misma publicación, Harry y Meghan habrían llegado a Italia el pasado día 16 de agosto a bordo de un jet privado y, a pesar de haber pasado la mayor parte de su tiempo dentro de los dominios del matrimonio Clooney, habrían contado en todo momento con una escolta de la policía italiana para garantizar su seguridad y prevenir cualquier tipo de dramático imprevisto que pudiera comprometerla.