San Pedro Sula

Para la sampedrana Keila Estela Fajardo Hernández, secretaria de relaciones de la junta directiva del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras y docente universitaria, el número de mujeres profesionales ejerciendo y estudiando para ser ingenieras ha crecido exponencialmente con el paso de las décadas, quedando poco a poco atrás el estigma que solo es una carrera para hombres. El 23 de junio se conmemora el día internacional de la mujer en la ingeniería.

¿Se está abriendo paso la mujer hondureña en esta profesión?

Yo egresé como ingeniera civil del Centro Universitario Regional del Norte (Curn) en 1998, hoy Unah-vs, en la cual trabajo como docente, tengo 23 años de ejercer como ingeniera. Considero que pese a que esta se considera una carrera para hombres, la mujer se está abriendo paso; cuando uno está en el campo y ejerce, se da cuenta que existe en Honduras mucho machismo, no le gusta a los hombres que sea una mujer la que les dé órdenes. Entonces, las mujeres deben hacer el doble o el triple desde que la contratan, pues hay limitantes como que en las vacantes piden ingenieros hombres específicamente, por razones tales como que el ingeniero debe viajar solo en carreteras, o por razones de la gestación en donde se deben dar ciertos permisos.

¿Cuáles son las limitantes, qué porcentaje representan las mujeres en el número de ingenieros colegiados?

Representamos el 23% de los ingenieros colegiados y de ese el 20% están activas, es decir 1,900 mujeres que están ejerciendo la profesión en Honduras. A veces uno cree que por el género se es más débil y los limitantes están en la mente, no en las aulas o en las empresas; incluso, hay compañías en las que prefieren mujeres quizá más en el área administrativa que en el campo, porque son más organizadas, minuciosas y llevan un mejor control, en acciones como presupuestos, precalificaciones, licitaciones. A nivel latinoamericano las mujeres representan el 25% de la membresía. En la actualidad el 52.97% de los estudiantes matriculados en la carrera de ingeniería de la Unah-vs son mujeres y cuando yo era estudiante era un 20%, hemos crecido. He observado como docente que las mujeres muchas veces toman el rol de líderes en los grupos de trabajo, tenemos capacidades muy buenas. La primera mujer ingeniera de Honduras, entre cientos de hombres, fue Irma Lucrecia Acosta de Fortín, quien se graduó en la Unah en 1952 y falleció en 2010 en Oklahoma, Estados Unidos

¿Cómo se aborda el estado de gestación en Honduras, específicamente en la profesión de la ingeniería?

Le comentaba que precisamente hay compañías que prefieren contratar ingenieros que ingenieras porque hay un tiempo en que se le debe dar espacio a la mujer por gestación y luego para cuidar a su bebé. Con mi primer bebé me tocó trabajar sin parar hasta una semana antes de tenerlo, pero era “no te podés ir, porque tenés muchas cosas”, porque quizá tenés proyectos por finalizar y eso impide, no porque esté malo ser madre sino por lo que implica algunos proyectos.

¿Por qué decidió estudiar ingeniería?

Yo sentía que las carreras que me sugerían estudiar eran muy fáciles y yo quería estudiar algo que me permitiera dar el máximo y demostrar mi potencial, no me arrepiento de lo que hice, me encanta lo que hago, he disfrutado crecer como persona, madre y mi familia está orgullosa de lo que he logrado y todavía tengo mucho para dar.

¿Cuáles son los retos actuales a que se enfrentan los y las ingenieras actualmente?

A la usurpación de la profesión, cualquiera quiere construir usurpando la labor del ingeniero o del arquitecto y vemos que el gobierno poco hace para resolver esta situación.

¿Cree que el mundo de la mujer está logrando tener roles en todos los campos de la ciencia?

Sí, la mujer está incidiendo mucho, doctoras que desarrollan vacunas, mujeres que lideran en viajes al espacio en la Nasa. Nosotras tenemos el principal rol en la sociedad, pues desde el hogar nos toca formar a los hijos y darles esa ideología de equidad de capacidades entre mujeres y hombres, criar personas funcionales y desde ahí aporta la mujer en la sociedad.