Solo 7,655 mipymes se amparan en ley que exonera de impuestos

Los emprendedores y pequeños empresarios tienen hasta noviembre para acogerse al beneficio; las alcaldías de San Pedro Sula y la capital, las más renuentes a cumplir.

La exoneración de impuestos es por cinco años, el mayor aliciente. Imagen de archivo.
La exoneración de impuestos es por cinco años, el mayor aliciente. Imagen de archivo.

SAN PEDRO SULA

Más de 7,600 empresas se han adherido a la Ley de Apoyo a la Mipyme desde su entrada en vigencia en noviembre de 2018, hace tres años.

Un número bajo de nuevos emprendimientos y pequeñas empresas ya existentes se han acogido a la ley, pese a los grandes beneficios que ofrece.

Datos proporcionados por el Servicio Nacional de Emprendimiento y de Pequeños Negocios (Senprende) indican que desde la puesta en marcha de la ley en noviembre de 2018 hasta la fecha se han adherido 7,655 empresas, de las cuales 2,489 corresponden al departamento de Cortés.

Conforme al registro, en el año 2019 se añadieron 3,606 mipymes, el mayor número hasta ahora. En 2020 se añadieron 1,892 y, en lo que va de 2021, más de 2,060.

Delmi Cruz, viceministra de Formalización Senprende, manifestó que esperan cerrar este año con al menos unas cuatro mil mipymes acogidas a la ley, incluso para esto planean movilizar una unidad móvil “emprende móvil” para llegar a comunidades a las que no han llegado con asesores que orienten a aquellos que desconocen la ley.

Los mipymes tienen hasta el 17 de noviembre de este año para adherirse. “La mayor parte desconoce la ley, hemos tratado como Senprende de darles a conocer al público los beneficios a través de la formalización de sus empresas. Son muy pocos, por medio de Mi Empresa en Línea unos cinco mil se han adherido”.

La Ley 145-2018 detalla que los mipymes quedan exentos por cinco años del pago del impuesto sobre la renta, del impuesto sobre industria, comercio y servicios de las municipalidades y otros.

La mayoría de empresas que se han acogido a la ley son nuevos emprendimientos. Las empresas que han venido operando antes de la entrada en vigor de esta ley deben comprobar un aumento del 30% en la generación de nuevos empleos y no tener ingresos brutos anuales mayores a L5 millones en el ejercicio fiscal anterior. Deben pasar por la autorización de la Secretaría de Trabajo.

Cruz apuntó que las alcaldías se están amparando en su plan de arbitrios para no cumplir con la ley y no hacer efectiva la exoneración de impuestos y tasas municipales a los mipymes.

“Como Senprende les estamos abriendo los ojos (a las alcaldías) si prefieren tener mipymes ilegales a tener mipymes que dentro de cinco años sí les van a generar ingresos”. Cruz aseveró que las alcaldías mas renuentes son las de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

También son exentos por tres años, que podrá ser prorrogado por dos años, del pago por concepto de tasas registrales, tasas municipales y otros.

Rolando Alvarenga, presidente de Fedecámaras, declaró que la renuencia de las alcaldías de cumplir con la ley ha provocado que mipymes no quieran adherirse.

Alvarenga sostuvo que la formalización de las mipymes es positiva porque al crecer y pasar los cinco años estarán generando ingresos. “No se debe pensar a corto plazo”.

Alvarenga enfatizó en que se debe seguir apoyando a los mipymes, que son los mayores generadores de empleo.

Victorino Carranza, directivo del sector del Gremio de la Micro y Pequeña Empresa (Gremipe), contó que tres mipymes de la organización le prestan servicios a la alcaldía, la cual les ha dicho que deben pagar los impuestos o les retienen el pago por sus servicios.

“Aún presentando la documentación de la Ley de Apoyo a la Mipyme no le hacen caso. Le preguntamos al Congreso Nacional por qué esos acuerdos de ley no se cumplen”, expresó.

La Anmpih también ha reprochado esta situación.

La Prensa