Saturación de vendedores es una bomba de tiempo en San Pedro Sula

En al menos 10 a 15 minutos, un incendio podría acabar con un gran número de puestos y negocios formales. Empresarios piden a la alcaldía un reordenamiento en el Centro.

Las calles de El Centro han sido ocupadas por los vendedores informales, que dejan apenas un reducido espacio para que pasen conductores y peatones a la vez. Melvin Cubas.
Las calles de El Centro han sido ocupadas por los vendedores informales, que dejan apenas un reducido espacio para que pasen conductores y peatones a la vez. Melvin Cubas.

San Pedro Sula

En menos de 15 minutos, un voraz incendio podría acabar con un gran número de puestos e incluso con negocios formales en El Centro de la ciudad, advierte el Cuerpo de Bomberos.

El cierre total y parcial de calles por parte de los vendedores imposibilita el ingreso de los camiones de Bomberos y ambulancias; además, por este mismo problema hay escasez de hidrantes en la zona.

En los últimos años se han producido incendios que han causado pérdidas cuantiosas en los mercados Guamilito, Central, en la avenida Lempira y recientemente en el mercado Medina adonde unos 57 puestos se perdieron.

Jorge Turcios, jefe de la Oficina Técnica de Prevención y Seguridad Contra Incendios (Otpsci) del Cuerpo de Bomberos, declaró que los cientos de puestos instalados en El Centro cuentan con un sistema eléctrico hechizo, instalado sin ningún estudio, y la demanda del consumo es alta. “Tienen las mismas acometidas desde que eran menos puestos y ahora han crecido y han saturado el sistema. Es un gran riesgo”.

Turcios dijo que elementos como el plástico, el nailon y cartón, además de que los puestos son de madera, causan que el fuego se propague con mayor rapidez.

“La madera causa un poder de propagación muy rápido y afectará a los negocios formales. Posiblemente entre 10 a 15 minutos ya tenemos un incendio entre mediano a grandes proporciones y no tendremos acceso para poder controlarlo a tiempo”, aseguró. Turcios explicó que la falta de hidrantes es otro problema que presenta El Centro.

“La mayor causa de incendios es por la parte eléctrica, porque son tendidos hechizos que están a la intemperie”.

Recomendó una mejora del sistema eléctrico en los puestos, y a la alcaldía que haga un reordenamiento, que libere las vías que están cerradas y que las que no, tengan el suficiente espacio que permita el ingreso de camiones de Bomberos.

El ancho de las calles permitiría dos filas de carros e incluso una tercera de motos; sin embargo, las ventas informales ocupan más de la mitad de la calle, lo que hace que solo se pueda formar una fila de carros y que los peatones corran el riesgo de ser atropellados.

Fuad Handal Katimi, presidente regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), manifestó que urge la recuperación de El Centro que está afectando tanto a peatones y a conductores como a quienes tienen negocios formales y que pagan impuestos.

“Es urgente la reubicación de los vendedores, son emprendedores que necesitan un lugar digno adonde vender, incorporarlos a la formalidad es lo mejor”, opinó Katimi.

Para el empresario, este es un problema que no se le puede seguir saliendo de las manos al alcalde, que busca la reelección. Eduardo Facussé, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, señaló que son preocupantes las condiciones en las que los comerciantes están instalados en las calles.

“Se debe respetar el derecho de vía pública para peatones y conductores y buscar un espacio alterno para apoyar a los emprendedores sin causar problemas a la ciudadanía y a los comerciantes formales que pagan sus obligaciones tributarias”, enfatizó. Claudia Pineda, líder de vendedores, reconoció que hay calles adonde el tránsito vehicular y peatonal es imposible, pero siguen esperando que la alcaldía cumpla la promesa de construirles los mercados.

La Prensa