¿A qué número llamar para la vacunación domiciliaría contra el Covid-19?

La inmunización domiciliaria contra el covid-19 solo incluye las colonias que están dentro de casco urbano de SPS.La Unah-vs funciona como centro de vacunación.

Doña Julia Contreras residente en el barrio San Cristóbal, de San Pedro Sula, fue la primera en ser vacunada contra el covid en su casa, padece de varias enfermedades y no puede caminar.Fotos: Moisés Valenzuela.
Doña Julia Contreras residente en el barrio San Cristóbal, de San Pedro Sula, fue la primera en ser vacunada contra el covid en su casa, padece de varias enfermedades y no puede caminar.Fotos: Moisés Valenzuela.

San Pedro Sula.

La Secretaría de Salud a través de la Región de San Pedro Sula implementó la vacunación anticovid domiciliaria para las personas adultas mayores que tengan alguna enfermedad (postrados en cama) o con alguna dificultad para caminar que no les permite trasladarse a los centros de vacunación.

El proceso de vacunación domiciliaria se aplica solo en los barrios y colonias del caso urbano de San Pedro Sula y las citas se programarán llamando al número 2545-6600 en un horario de 8:00 am a 1:00 pm. Los datos que deberán presentar: nombre completo, número de identidad, dirección y padecimiento.

Ayer un equipo de vacunadores se desplazó al barrio San Cristóbal a la vivienda de doña Julia Albertina Contreras (de 81 años), quien fue la primera sampedrana vacunada bajo esta modalidad.

Doña Julia es hipertensa, padece de hipotiroidismo, tiene problemas de coagulación y el año pasado antes de detectarse el primer caso de covid en San Pedro Sula sufrió una isquemia cerebral que la llevó a estar ingresada en la unidad de cuidados intensivos. Además es operada de las rodillas, lo que le imposibilita ponerse de pie.

Doña Julia es cuidada por una de sus hijas y en su casa también vive una hermana a quien también le fue aplicada la primera dosis de la vacuna.

“Tenía la fe en Dios que iba a encontrar una persona que me vacunara, acá estoy encerrada. Tengo bastante tiempo de estar en cama, me operaron las rodillas y soy alérgica al metal y no puedo caminar, me querían amputar la pierna, pero no quise”, dijo tras se vacunada.

En la misma colonia, el equipo de vacunadores se desplazó a la vivienda de la señora Fidelina Paz López (de 81), quien tampoco puede caminar. “Uno de anciano no puede andar en la calle, está bueno lo que están haciendo, hemos sufrido con esta enfermedad porque se nos han muerto familiares y amigos”, lamentó.

Don Héctor Mejía, un anciano que recorre las calles del barrio San Cristóbal empujando una carretilla recogiendo botellas de plástico para luego venderlas, también recibió la primera dosis de la vacuna anticovid. Debido a que el señor no recuerda su edad ni tiene familia que esté pendiente de cuándo le toca la segunda dosis, uno de los residentes del barrio se ofreció a guardarle la cartilla de vacunación.

La Prensa