"Hoteles han perdido 18,000 millones de lempiras por la pandemia”: Donaldo Suazo

Necesitamos un respiro, los bancos continúan aplicando reglas duras y no vamos a sobrevivir, señala el directivo de Canaturh.

Donaldo Suazo. Imagen diario La Prensa.
Donaldo Suazo. Imagen diario La Prensa.

San Pedro Sula.

La pandemia del covid-19 ha afectado sin precedentes la industria hotelera en todo el mundo y Honduras no es la excepción. Donaldo Suazo, directivo de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), expuso la difícil situación que atraviesa el rubro y cuáles son las necesidades inmediatas para levantarse.

¿Cómo está trabajando el rubro hotelero a más de un año de la pandemia?

Estamos en una época dura en la historia del turismo en Honduras y especialmente a nivel de los hoteles, no habíamos tenido un período tan prolongado de tiempo por una crisis.

¿Cómo traduce en cifras el impacto negativo de la pandemia en el sector hotelero?

Tenemos pérdidas que andan en los 1,000 millones de lempiras mensuales porque se han caído las ventas, si eso lo multiplicamos por la cantidad de meses que hemos estado paralizados y con ocupaciones ridículas entre un 10% a 30% aún en Semana Santa, estaríamos hablando de unos 18,000 millones de lempiras en pérdidas solamente en el sector hotelero.

¿Cuántas personas fueron despedidas y cuántas conservan su trabajo aún en medio de la crisis por la pandemia?

Se ha reintegrado a sus puestos de trabajo a un 40% de personal permanente en los hoteles, quienes habían quedado fuera desde el inicio de la pandemia, mientras que empleados temporales no se han vuelto a contratar.

¿Cuántos hoteles han cerrado y cómo está la demanda de turistas internacionales?

Un 4% de los hoteles ha cerrado de forma permanente, también hay muchos que no han abierto desde que empezó la pandemia, pero no clausuraron operaciones, solo están esperando. Lo que le pasó al hotel Sula, por ejemplo, nos tiene tristes, pero ese es solo un ejemplo de lo que está sucediendo a nivel de país. Sobre los ingresos de turistas extranjeros, ha bajado por completo. Honduras estaba iniciando una época de turismo de ocio.

¿Qué sucedió con la Ley de Rescate Financiero?

Se aprobó y supuestamente ayudaría al sector para aliviar la carga financiera, pero no es suficiente, se sigue trabajando de manera convencional y la banca continúa aplicando reglas duras.

Si no buscamos soluciones de largo plazo para seguir vivos, los bancos van a proceder a rematarlos y tomar sus garantías porque no es posible por ahora cumplir con las obligaciones.

Se necesita un respiro, hay deudas por energía eléctrica, con los impuestos de bienes raíces, de producción y ventas, impuestos municipales, con las licencias ambientales, en fin, necesitamos rescatar al sector.

La Prensa